Entradas

Mostrando entradas de 2011

SONETO A OSCURAS

He decidido decididamente
vivir como si nada o, mejor dicho,
como si todo en este triste nicho
estuviese bien hecho realmente.

He cerrado los ojos ciegamente
y ciegamente he visto a todo bicho
viviente satisfecho. ¿Quién ha dicho
que no se vive aquí divinamente

si todo dios respira a su capricho?
No quiero abrir los ojos. Se está bien
con los ojos cerrados respirando

perfectamente escribiendo un
soneto tan perfecto que en él quepa
la perfección del mundo gravitando.

Datos del autor:
José Fernández de la Sota, (Bilbao, 1960). Reciente premio Euskadi de Literatura por Vacilación, ha publicado los libros de poesía Te tomo la palabra, La gracia del enano, Esto no es un soneto, Todos los santos, Lugar de paso, Material de construcción, Cumbre del mar y Aprender a irse. Como narrador, es autor de tres libros de relatos y una novela. Ha obtenido los premios Euskadi de Literatura, Antonio Machado de poesía y Max Aub de cuentos.

CAMBIOS DE NOMBRE

A los amantes de las bellas letras
Hago llegar mis mejores deseos
Voy a cambiar de nombre a algunas cosas.
Mi posición es ésta :
El poeta no cumple su palabra
Si no cambia los nombres de las cosas.
¿Con qué razón el sol
Ha de seguir llamándose sol?
¡Pido que se llame Micifuz
El de las botas de cuarenta leguas!

¿Mis zapatos parecen ataúdes?
Sepan que desde hoy en adelante
Los zapatos se llaman ataúdes.
Comuníquese, anótese y publíquese
Que los zapatos han cambiado de nombre :
Desde ahora se llaman ataúdes.
Bueno, la noche es larga
Todo poeta que se estime a sí mismo
Debe tener su propio diccionario
Y antes que se me olvide
Al propio dios hay que cambiarle nombre
Que cada cual lo llame como quiera :
Es es un problema personal. 

Reseña biográficaNicanor Parra: Poeta, cuentista y ensayista chileno nacido en San Fabián de Alico, en 1914. Aunque perteneció a una sencilla familia campesina, heredó de sus padres una gran sensibilidad artística. Después de sus estudios básicos, se recibió como …

POEMA DE AMOR INFORMÁTICO

Hoy siento hambre de palabras nuevas,
sosegadas y menudas, con acentos
que penetren tan adentro en el pecho
que hasta el corazón se salga fuera.
Hoy me siento ávido de bytes y ternuras cálidas,
de torrentes coronados de caricias
que me escarben hondo el hueso
y liberen todo el RDSI del sentimiento.
Hay tanta tristeza archivada en mi memoria,
tantos megas de penas ocupando
el disco duro de mis pensamientos
que cada dedo tuyo sería una delete
certera en mitad de mi sistema operativo.
hay tanto hacker de amor pirata
surcando mis venas que no acierto
con el run definitivo que te instale
para siempre en mi hardware.
Hoy quisiera destapar el modem de tu cuerpo
y por una vez acariciar tus pechos
en formato carne y no .gif, .jpg o .cdr,
responder a tus e-mails con la risa de mis labios
y añadir tu piel sin zip al site de mis favoritos.
Pero el KlezW32 de la distancia
impide ese setup que necesito
para arrancar del tuétano la tristeza
y completar el easy cleaner
de todos mis archivos obsoletos…

FUTBOLISTA, por Abel Feu.

Si lo hubiera sabido, futbolista.
Un deportivo hortera y una rubia Todavía más hortera a la salida De los entrenamientos. Un pendiente En la oreja izquierda y el flequillo Tenaz que cae y cae sobre mis ojos Y que yo aparto -¡qué tío!- con ese gesto Que hasta imitan los niños...                                                        En fin, vida Vidorra, anuncios, goles, entrevistas, Vaya mansión, autógrafos y etcétera...
Lo juro: futbolista.                       No estos versos Ramplones y prosaicos. No estos años Cabrones. Ni las suposiciones. Ni esperar A que nunca pase nada...
                                                                       Y no, ¡no! Poeta, no, ¡no!, no poeta sobre todo, Cualquier cosa antes que este camelo Que mira a lo que lleva: a lamentarse mucho De uno mismo, a exhibir trapos sucios, A este strip-tease grotesco, qué vergüenza.


Datos del poeta: Abel Feu, Vélez nace en Ayamonte (Huelva) en 1965. Licenciado en Filosofía, poeta, editor y crítico literario. Actualmente trabaja e…

TE QUIERO..., de Luís Cernuda.

Te lo he dicho con el viento
jugueteando tal un animalillo en la arena
o iracundo como órgano tempestuoso;

te lo he dicho con el sol,
que dora desnudos cuerpos juveniles
y sonríe en todas las cosas inocentes;

te lo he dicho con las nubes,
frentes melancólicas que sostienen el cielo,
tristezas fugitivas;

te lo he dicho con las plantas,
leves caricias transparentes
que se cubren de rubor repentino;

te lo he dicho con el agua,
vida luminosa que vela un fondo de sombra;
te lo he dicho con el miedo,

te lo he dicho con la alegría,
con el hastío, con las terribles palabras.
Pero así no me basta;
más allá de la vida
quiero decírtelo con la muerte,
más allá del amor
quiero decírtelo con el olvido.


Luis Cernuda. Poeta español nacido en Sevilla en 1902.
Perteneció a una familia acomodada donde respiró una atmósfera de estricta disciplina y desafecto reflejada en su carácter tímido, introvertido y amante de la soledad.
Estudió Derecho y Literatura Española. Lírico exquisito, fue encasillado entre …

de, EL DON DE LA IGNORANCIA

Qué extraño es estar muerto RAINER MARIA RILKE Qué extraño es estar vivo, 
sentirse rodeado
de otros seres igualmente extraños
y de cosas inertes
que te atan
con un solo silencio.
Qué extraño es oír 
las voces más calladas,
que se haga visible
lo invisible,
tocar lo que se escapa
para siempre.
Te sorprende que esto
que te envuelve
sea en verdad real,
que tú mismo lo seas.
Tu vida la sostiene,
acaso, esta extrañeza.


Datos del poeta: José Corredor- Matheos (Alcázar de San Juan, 1929) fue galardonado con el Premio Nacional de Poesía por su libro El don de la ignorancia (Tusquets, 2004) , del que nos hacemos eco aquí. Aunque lo último esDesolación y vuelo. Poesía reunida (1951-2011), (Barcelona: Tusquets, 2011).
Comentario: Este poema lo íbamos a poner antes de saber nada de los acontecimientos accidentales que pudieran suceder esta semana. Es tan acertado, que la realidad parece querer adecuarse a lo que dice (me sirvió hoy lunes hasta de recurso educativo en Historia de la Filosofía, como se acordarán mis …

TECNOLOGÍA.

Mi abuelo no sabía leer, tampoco
sabía escribir. Sin embargo, era conocido

por las historias que contaba. Él encendía,
rodeado de críos, las fogatas de San Juan.

La caligrafía de mi padre era inclinada, elegante.
Tejía el papel con precisión,

como si esculpiera sobre la pizarra.
Todavía tengo la postal que envió desde la mili:

"Yo bien, tú bien,
mándame cien".

Nosotros mandamos
mensajes electrónicos.

Es cierto: en tres generaciones hemos recorrido
un largo trecho en la historia de la escritura.

De todas formas, las preocupaciones, los miedos
son los mismos de siempre, y lo seguirán siendo:

"Yo bien, tú bien..."


                                                         Kirmen Uribe.

Datos del poetaKirmen Uribe (Ondarroa, Vizcaya, 1970). Premio Nacional de la Crítica, le gusta experimentar los límites de la poesía con otras artes y disciplinas. En sus poesías, resuenan ecos, creemos, de otros poetas que él ha traducido al euskera (el poema original está escrito en ese…

SOCIEDAD DE CONSUMO

Caminamos de la mano por el supermercadoentre las filas de cereales y detergentes
Avanzamos de estante en estantehasta llegar a los tarros de conserva
Examinamos el nuevo productoanunciado por la televisión
Y de pronto nos miramos a los ojosy nos sumimos el uno en el otro
Y nos consumimos
Óscar HahnDatos del poeta.Oscar Hahn, es chileno (1938), profesor en Maryland (EEUU); editor, crítico. Este poema corresponde a una antología de la editorial Hiperión, Tratado de Sortilegios.
Comentario del poema.
La poesía descubre otras formas de ver la realidad, para ello juega con el lenguaje o halla en los tópicos, frases hechas, etc., un modo de desencubrir la verdad. Así, en la Sociedad de Consumo, donde todo de vende y se compra, donde sólo existe el beneficio y el interés, donde no hay lugar para romanticismos, etc., basta una mirada, para que el fulgor poético aparezca. El truco está en buscar en palabras cotidianas (“estante”, “detergentes”, “supermercado”, “televisión”) otra perspectiva. “Y de …

ODA A LA CEBOLLA

Cebolla,
luminosa redoma,
pétalo a pétalo
se formó tu hermosura,
escamas de cristal te acrecentaron
y en el secreto de la tierra oscura
se redondeó tu vientre de rocío.
Bajo la tierra
fue el milagro
y cuando apareció
tu torpe tallo verde,
y nacieron
tus hojas como espadas en el huerto,
la tierra acumuló su poderío
mostrando tu desnuda transparencia,
y como en Afrodita el mar remoto
duplicó la magnolia
levantando sus senos,
la tierra
así te hizo,
cebolla,
clara como un planeta,
y destinada
a relucir,
constelación constante,
redonda rosa de agua,
sobre
la mesa
de las pobres gentes.

Generosa
deshaces
tu globo de frescura
en la consumación
ferviente de la olla,
y el jirón de cristal
al calor encendido del aceite
se transforma en rizada pluma de oro.

También recordaré cómo fecunda
tu influencia el amor de la ensalada,
y parece que el cielo contribuye
dándole fina forma de granizo
a celebrar tu claridad picada
sobre los hemisferios del tomate.
Pero al alcance
de las manos de…

PRIMER EXILIO

A una edad imprecisa,pero que ahora sitúas hacia los doce años,los apaches comienzan a aburrirse cuando juegan contigoy ves cómo la infancia, ese mundo sin tiempo,te expulsa de sus mitoscomo un reloj que habŕa de medir citas angustiosasy sensaciones nuevas que te producen miedo,y deseo, y vergüenza,cuando tú lo que quieres es seguir siendo niño,astro humano que gira como un Dios, sin pasiones, sin cuerpo, con tus miedos de siempre,sin niñas maliciosasque te sacan rubores y que, intuyes,acabarán llenando tus ojos de tristeza.
PEDRO SEVILLA, Tierra leve.Nació en Arcos de la frontera (Cádiz) en 1959. Ha publicado los libros de poemas Y era la lluvia, amor (1990), Septiembre nego (1992) y La luz con el tiempo dentro (1996). En prosa ha publicado un estudio y antología de Julio Mariscal. Y la novela Extensión 114 (2001).
Este poema de Pedro Sevilla, inaugura “EL POEMA DE LA SEMANA”. Exilio significa, según el diccionario de la RAE, separar a alguien del lugar en el que vive. El “Primer exil…