OH

OH

Jefe usté está aburrido
aburrido de veras
hace veintiocho años
que sabe sus asientos,
que comprueba los saldos
y revuelve el café.

Está aburrido jefe
se le nota en los ojos
en la voz
en las órdenes
en el paso
 en las mangas
en los setenta rubros
de letra redondilla.

Jefe usté está aburrido
nadie lo sabe
nadie.

Pero ahora que está solo
ahora que no ven Ellos
desahóguese
grite
discuta
diga mierda
dé golpes en la mesa
vuélvase insoportable
por favor
diga no diga
no muchas veces
hasta quedarse ronco.

No cuesta nada jefe
haga la prueba.



DATOS DEL POETA: Mario Benedetti. 

Todo sobre él aquí: http://www.fundacionmariobenedetti.org/


COMENTARIO: Me gusta mi trabajo porque no tenemos jefes. Nuestros jefes, y esto es mucho decir, son los alumnos en todo caso. Y, la verdad, cuando son tantos por los que pasamos, sentimos que sólo debemos rendir cuentas ante nuestro propio quehacer, ante nuestro propio trabajo. Porque de eso estoy seguro, a cada profesor le avala su trabajo diario. 
Podría pensarse que nuestro jefe es el señor director, pero esto es mucho decir. En todo caso, organiza, coordina, pero, jefe, no es en ningún caso. Son compañeros, deberían serlo y en muchos casos lo son y, en otros, básicamente se les olvidó que lo son, por ello los hay tan aburridos, tan tremendamente aburridos y tan ególatras, que a veces dan pena, sobre todo cuando hacen, deshacen a su antojo, perdiendo las formas o simplemente olvidan eso de dar clases con dignidad y se aburren de veras en sus asientos.

Comentarios