Justificación

-- Año VI. Segunda Época --


Un grupo de profesores, convencidos de la utilidad de la literatura en general, y de la poesía en particular, nos vemos en la necesidad de plantear esta experiencia educativa. Nuestras motivaciones son insólita y radicalmente simples: intentar cambiar, mediante pequeños gestos, el día a día de nuestra labor docente; contribuir a modificar y dignificar el ámbito en el que trabajamos, recurriendo a “un arma poderosa”, como es la poesía, que posee la virtud de potenciar la reflexión y el gusto estético por la palabra, de atenuar la violencia verbal a la que estamos sometidos, de crear un espacio de comunicación distinto; y disfrutar al hacerlo.

EL POEMA DE LA SEMANA nace con la única pretensión de colocar en diferentes lugares de este centro un poema, así como en el entorno virtual de las TIC. La esperanza de los profesores que participamos, es que que nuestro centro se enriquezca con nuevas experiencias, y que lo haga mediante cauces que incentiven día a día nuestro trabajo.

EL POEMA DE LA SEMANA se inicia con la ilusión de que otros compañeros, padres o madres de alumnos, e incluso los propios alumnos participen en esta novedosa actividad. Simplemente leyendo los poemas o incluso (¡qué gran éxito sería para nosotros!) proponiendo poemas para su difusión en este espacio o cualquier otra posibilidad para difundir su existencia. Por tanto, es a la par un lugar de encuentro y un sitio abierto a toda la comunidad educativa del IES Fray Bartolomé de las Casas.

Firmado.

(Los profesores implicados).

lunes, 27 de enero de 2014

EN ALGÚN LUGAR (DÍA INTERNACIONAL DE LA PAZ)

En algún lugar
tiene que haber un rayo de luz
que disipe las tinieblas del futuro
una esperanza
que no se deje matar por el desencanto
y una fe
que no pierda inmediatamente la fe en si misma

En algún lugar
tiene que haber un niño inocente
al que los demonios no han conquistado aún 
un frescor de vida
que no espire putrefacción
y una felicidad 
que no se base en las desgracias de los demás.

En algún lugar
tiene que haber un despertador de la sensatez
que avise el peligro de los juegos autoaniquiladores
una gravedad
que se atreva a tomarse en serio
y una bondad 
cuya raíz no sea simplemente maldad frenada.

En algún lugar 
tiene que haber una belleza
que siga siendo belleza
una conciencia pura
que no oculte un crimen apartado
tiene que haber
un amor a la vida
que no hable con lengua equívoca
y una libertad
que no se base en la opresión de los demás.


DATOS DEL POETA:MARIA WINE.(En breve).
 
COMENTARIO: 

Traemos este poema aquí para celebrar el DIA INTERNACIONAL DE LA PAZ. Con cierto desaliento, la autora nos señala ese lugar que busca y que parece tan difícil de alcanzar. Tiene que existir “una esperanza/ que no se deje matar por el desencanto”, frente a nuestra realidad actual que pretende llevarnos a un mundo sin futuro. Debe existir ese lugar donde nuestra felicidad no esté basada en las desgracias ajenas, en la opresión de los demás, como dice la poetisa sueca.
Y es que debe existir, porque no debemos buscarlo en un lugar concreto, sino en ese niño inocente (nuestros hijos, nuestros alumnos) que no conoce los demonios de la iniquidad, la injusticia, el oprobio, porque todavía tiene la suficiente sensatez de guiarse por sí mismo y no por las leyes que marcan los mercados y el capitalismo salvaje que hace de nuestro mundo un lugar inhóspito, injusto y terriblemente belicoso.
 
 

lunes, 20 de enero de 2014

EL JUEGO EN QUE ANDAMOS . EN LA MUERTE DE JUAN GELMAN




EL JUEGO EN QUE ANDAMOS 

Si me dieran a elegir,
yo elegiría esta salud de saber que estamos muy enfermos,
 esta dicha de andar tan infelices.
Si me dieran a elegir,
yo elegiría esta inocencia de no ser un inocente,
esta pureza en que ando por impuro.
Si me dieran a elegir,
yo elegiría este amor con que odio,
esta esperanza que come panes desesperados.
Aquí pasa, señores,
que me juego la muerte.

 Del libro El juego en que andamos (Buenos Aires, 1956-1958)  

DATOS DEL AUTOR: Juan Gelman Burichson. (Buenos Aires, 3 de mayo de 1930 - México DF, 14 de enero de 2014). Poeta, traductor y periodista argentino, está considerado como el poeta más importante de su generación. Hijo de emigrantes judíos ucranios, ejerció diversos oficios antes de dedicarse al periodismo. Por su actividad periodística y política vivió en el exilio entre 1975 y 1988, residiendo alternativamente en Roma, Madrid, Managua, París, Nueva York y México. Durante su ausencia de Argentina llega a estar condenado a muerte por la dictadura argentina; sufre muy de cerca el drama de los "desaparecidos" cuando su hijo y su nuera pasan a formar parte de esta dolorosa lista. 
Poeta adscrito al realismo crítico, consigue un estilo particular partiendo de un realismo crítico y del intimismo. Son constantes en su poesía la presencia de la cotidianeidad, el tono político, la denuncia y la indignación ante la injusticia. De su producción poética conviene destacar Violín y otras cuestiones, El juego en que andamos, Velorio del solo, Gotán, Sefiní o Cólera Buey, así como Los poemas de Sidney West, Traducciones, Fábulas, Relaciones, Hechos y relaciones o Si tan dulcemente. Escribe Exilio en colaboración con el periodista argentino Osvaldo Bayer; otras de sus obras son Citas y comentarios, Hacia el sur, Composiciones, Carta a mi madre y País que fue será. 
En 2005 publica una nueva antología, Oficio ardiente, que reúne poemas publicados a lo largo de casi cincuenta años y algunos otros inéditos. En 2007 obtiene el Premio Cervantes; antes el Premio Nacional de Poesía en 1997 y el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana en 2005. 
El 14 de enero de 2014 muere rodeado de su familia en su domicilio de la capital mexicana, donde residía desde 1988.  

COMENTARIO
Este poema es muy característico de la poesía de Gelman. Una escritura clara, pero precisa, que busca en el lector un cómplice para acompañar al poeta en su recorrido. En este poema, con un cierto sentido irónico, Gelman utiliza la contradicción para provocar sentimientos paradójicos: “esta dicha de ser tan infelices”, "esta salud de saber que estamos muy enfermos", etc., pero lo hace desde el compromiso con la escritura y la vida en general. En todas esas elecciones el poeta se juega la existencia, porque no coincidir con los "otros" en lo que consideramos, inocencia, salud, felicidad, amor, etc., lo enfrenta a esos otros que piensan otra cosa y que no entienden la elección diferente del poeta. Escalofriante, si admitimos que pensar y sentir diferente puede llevarte a la muerte -como bien sabía el exiliado Juan Gelman. O al menos, a comer un pan desesperado como único modo de mantener la esperanza frente a los torturadores, violadores, políticos y militares corruptos de la dictadura que él y su familia tuvo que sufrir.

martes, 14 de enero de 2014

INVICTUS (HOMENAJE PÓSTUMO A MANDELA)

INVICTUS
En medio de la noche que cae sobre mí,
negra como un pozo que se hunde inabarcable,
Doy las gracias a Dios, si es que algún dios existe,
Por ser el propietario de esta alma invencible.
Atrapado en las garras de la cruel existencia
Nunca he vociferado ni he expresado dolor.
Bajo los mazazos de mi pésima suerte
Mi frente se desgrana pero jamás se rinde.
Más allá de este lugar de lágrimas y cólera
Veo que se aproxima el más siniestro Horror
Y que el tiempo amenaza, pero no los temo.
No me preocupan que se cierren las puertas
Ni que lluevan sobre mí un sinfín de castigos,
Pues sé que yo gobierno el rumbo de mi vida
Y que soy el capitán de mi alma invencible.

(Traducido por Ángel Rupérez)

DATOS DEL POETA: William Ernest Henley (23 de agosto de 1849 — †11 de julio de 1903) fue un poeta inglés. Sus otras colecciones de poesía incluyen "Canción de la espada" (1892), "London Voluntaries" (1893), "Colección de Poemas" (1898), "Hawthorn and Lavender" (1901) y "In Hospital" (1903). Este último incluye su poema más conocido, "Invictus" (escrito en 1875).
Fue crítico y editor de la Revista de Arte (1882-86), y del Scots Observer desde 1899. En 1891 esta revista se transformó en el National Observer y transferida a Londres desde donde continuó siendo su editor. El periódico publicó los primeros trabajos de Thomas Hardy (1840-1928), George Bernard Shaw (1856-1950), H.G. Wells (1866-1946), Sir James Barrie y Rudyard Kipling (1865-1936). Henley editó (junto a T.F. Henderson) la edición centenaria de los poemas de Robert Burns, y fue uno de los compiladores de un diccionario en 7 volúmenes de idiomas (1894-1904). Murió en Woking (cerca de Londres) el 11 de julio de 1903.

Fuente: WIKIPEDIA.

COMENTARIO: ¿Qué será eso de “alma invencible”?, ¿qué puede ser ese arma indestructible, capaz de soportar en la noche más oscura, tanto dolor y lágrimas? ¿cómo alguien puede sobrellevar un sinfín de castigos, o saber que le queda poco tiempo para conocer el más siniestro Horror -con mayúscula, claro- y no temer nada? Este poema de Henley, que acompañó a Mandela en la prisión (y que en la voz grave Morgan Freeman llega a su máxima expresión en la película homónima) es nuestro humilde homenaje al sudafricano. A él le sirvió en sus días de cárcel y, por tanto, a nosotros también nos debería ayudar en las horas más bajas de nuestra cruel existencia, la clave aparece en los últimos versos: Pues sé que yo gobierno el rumbo de mi vida/ Y que soy el capitán de mi alma invencible. La clave es aprender qué significa ser libre. Gracias al poema, Mandela lo supo. Ojalá no olvidemos tampoco que la POESÍA sirve para aprender estas cosas, aunque para muchos la poesía, la literatura, la filosofía, las humanidades no sirvan para nada...

miércoles, 8 de enero de 2014

YO, EN UN MONTE DE OLIVOS


YO, EN UN MONTE DE OLIVOS


Como un volcán dormido de mentira
-parezco al parecer tan descansada-.
Un ocio agotador que así me enciende,
brotan de mi costado las palabras.
Sudo tinta y tengo sed, sed tengo,
mucha sed de manos enlazadas.
Por la punta del monte de mis senos
por la punta del lápiz va la lava.


Va balada a tus pies o bien protestas,
en una piedra al sol, arrodillada
y la pasión del hombre se me representa:
veo celdas con rejas, hospitales sin camas
sabios con atómicas, analfabetos con ayuda de cámara,
viudas con marido, casos sin casas,
niños crueles, perras apedreadas,
la traición de un amigo, la destrucción de un alma.
¡No puedo más!... Me levanto y dicen:

-Ahí va Gloria la vaga.
-Ahí va la loca de los versos, dicen,
la que nunca hace nada.

                                                             De Cómo atar los bigotes del tigre

DATOS: GLORIA FUERTES. Para conocer más sobre esta famosa autora, visita este enlace: http://www.gloriafuertes.org/

COMENTARIO: Cada vez que volvemos a esta autora, más nos gusta su poesía. Radical, reivindicativa, irónica, simple y auténtica. Así valoramos, para ser breves, sus poemas. Y es que en estos días nos sentimos adormecidos, anestesiados todavía de luces y arbolitos de Navidad que tan irreal presentan nuestro áspero mundo. Y, sin embargo, somos "un volcán dormido de mentira", porque cómo ella dice en otro poema: la vida es un cornalón y debemos, para afrontar un toro tan bravo y peligroso como el 2014, despertarnos ya de nuestro letargo, ¡qué ya han pasado 8 días de enero! Ánimo a todos... y suerte maestro.