INSOMNIO

INSOMNIO

La vida dura demasiado poco.
No da tiempo a hacer nada. No hay manera
de reunir los suficientes días
para enterarte de algo. Te levantas,
abrazas a tu novia, desayunas,
trabajas, comes, duermes, vas al cine,
y ni siquiera tienes un momento
para leer a Séneca y creerte
que todo tiene arreglo en este mundo.
La vida es un instante. No me explico
por qué esta noche no se acaba nunca.

Luís Alberto de Cuenca
(En El hacha y la rosa, 1993)

DATOS DEL AUTOR:
Luis Alberto de Cuenca (Madrid, 29 de diciembre de 1950). Es doctor en Filología Clásica, ha sido Director de dicho Instituto y de la Biblioteca Nacional. De obra poética destacamos La caja de plata (Sevilla, 1985), que obtuvo el Premio de la Crítica en 1986. El otro sueño (Sevilla, 1987), El hacha y la rosa (Sevilla, 1993), Por fuertes y fronteras (Madrid, 1996), y Los mundos y los días. Poesía 1972-1998 (Madrid, 1999). Posteriormente ha publicado Sin miedo ni esperanza (Madrid, 2002).

COMENTARIO: (Nota preliminar: Este poema responde a una situación personal concreta. Y el comentario, por tanto, está mediatizado por esa circunstancia. Pido perdón de antemano por esta falta de decoro, pero ahí va).
La vida dura demasiado poco. Y se acortan las horas, no solo por la cotidianeidad de los días repetitivos, ("te levantas", "desayunas", "duermes"), monótonos ("trabajas"), sin pasión ("abrazas a tu novia") o de baja intensidad ("vas al cine"), sino también, porque no sabemos medir nuestras fuerzas para llevar a cabo todos los objetivos que te marcas a medio y largo plazo. El poeta lo sabe, y hace un guiño irónico a la filosofía estoica de Séneca (si estoy en lo cierto, todos estos problemas temporales se solucionan o entregándose al instante único y repetible, por ejemplo, de abrazar a tu novia o saborear una tostada con jamón como si fuera la primera y la última vez; o bien, suicidándote si la vida duele demasiado...), para aparentemente mostrarnos una paradoja final en forma de pregunta que da sentido al título del poema: "por qué esta noche no se acaba nunca". En mi caso, precisamente, ocurre por haberme cargado de demasiado trabajo y necesito leer más a Séneca y aprender de nuevo cómo abrazar a mi mujer para poder dormir tranquilo y aprovechar las pocas horas que dedico al sueño.

Comentarios

  1. Es un poema precioso con una reflexión a la altura. Enhorabuena por esta iniciativa. Tomo nota.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura, gracias por el mensaje, lo acabo de ver. Yo tb vuelvo a él de vez en cuando, ya ves, cuesta aprenderlo de memoria. Reconozco que somos torpes con las cosas que merecen la pena.

      Eliminar

Publicar un comentario