S/T

Es duro el regreso a Ítaca.

Siempre.

Rastrear la raíz del pasado,
perseguir la sombra del futuro.

Encontrar los harapos del padre
que tiene el sustento de hierbas tristes.

Descubrir que los astros,
en los ojos de Penélope,
perdieron su brillo.

Ver que la semilla propia
engendró la debilidad en el hijo.

Es duro el regreso.

Saber que la sombra del espejo
es cuanto queda de Ulises,
que la pasión del fuego
naufragó en otras playas.

Siempre.

Intuir que Ítaca ya no es Ítaca,
que su rumbo murió
en el hechizo de Circe,
en el lecho de Calipso ardiente.

Es duro aprender
que Ítaca quedó en el camino,

siempre,

que la patria es sombra
como sombra es la faz

que devuelve el espejo.


DATOS DEL POETAVicente Mazón Morales (Bergara- Guipúzcoa, 1967). Licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Sevilla, compagina la docencia con la creación literaria y la crítica cinematográfica. Ha publicado en este último ámbito en revistas especializadas. Ha sido cofundador de revistas culturales como Druida (Fregenal de la Sierra, Badajoz). Autor del ensayo El abismo tras el espejo. Los rostros del mal en el cine (REBROSS, 2004). Ha aparecido en diversas publicaciones Taller de la Poesía y del Relato. Antología, 1998 (Junta de Extremadura, 1998); Antología de la poesía ecijana contemporánea (Martín de Roa y SAFA, 2008), . Coordinó la edición -y elaboró la introducción- de la antología poética Los perfiles del aire (Écija, 2004). En 2016 ha publicado una selección de poemas inéditos en la obra colectiva Los anales diáfanos del viento (Écija, Real Academia Luis Vélez de Guevara). Desde 2009 es académico de la Real Academia Luis Vélez de Guevara, de Écija.
Recientemente ha publicado su poemario En ausencia de huellas (Ediciones La Huida). 

COMENTARIOLas palabras no se usan en vano o al menos algunas de ellas. Nombrar Ítaca, por ejemplo, conlleva admitir la carga literaria de uno de los signos más reconocibles de nuestra cultura occidental. Desde que el ciego Homero narró las vicisitudes de Ulises y su tripulación, Ítaca ha sido un faro que ilumina la existencia de los hombres. Ulises, ya se ha dicho muchas veces, es un arquetipo de la existencia humana. Y no vamos a repetirnos tampoco aquí, porque lo hemos hecho otras veces – a propósito de Kavafis y de Borges, por ejemplo.
Por eso, porque no queremos repetirnos, el poema de Vicente Mazón viene a descubrirnos otra lectura del viaje que supone la vida: el regreso al hogar, no es duro para el héroe por lo que ha pasado o sufrido hasta volver a su patria chica. El regreso es duro por lo que se encuentra uno a su vuelta. Con aparente pulcritud, con exhaustiva limpieza, los versos del poeta se van clavando en lo más profundo de nuestras conciencias acostumbradas a celebrar la vuelta a los orígenes. Pero, ¿qué ocurre si en nuestra amante no atisbamos la pasión?, ¿cómo soportar que nuestro ADN marca al hijo con lo peor de nosotros o que ni siquiera podemos reconocernos en el espejo ante tantas renuncias…? Y en consecuencia, ¿cómo admitir esas verdades al final del trayecto vital?
Esta semana, con Vicente Mazón, nos enfrentamos a cuestiones capitales para cada uno de nosotros. Su mirada desvela una crudeza que puede desconcertarnos. Sin embargo, creo que debemos agradecérsela, porque en el mundo en el que vivimos nos hemos acostumbrado a vivir inauténticamente. La elegancia de este poema, la desnudez de la voz de Mazón no puede pasar desapercibida y menos cuando ha dado una vuelta de tuerca a uno de los símbolos más conocidos de la literatura occidental. Por lo tanto, este poema no ha tomado las palabras en vano, sino todo lo contrario, las ha armado para dar en el clavo. La tarea no era fácil.

ACTIVIDADES:
  • Lee los poemas de Kavafis y Borges y delimita las semejanzas y las diferencias entre los tres poemas que tocan el mismo tema: Ítaca.
  • De los motivos que señala el autor como duros en tanto que regreso a Ítaca, ¿cuál te parece más insoportable? Explica tu elección.
  • Busca información sobre el papel de Circe y Calipso en la Odisea de Ulises. ¿Qué sentido tienen en los versos de Mazón ambas divinidades?
  • Explica con tus palabras los siguientes versos: Es duro admitir/ que Ítaca quedó en el camino.
  • Por curiosidad y por si lo deseas, puedes indicar las reacciones a esta entrada un poco más abajo, marcando: divertido / interesante / aburrido
  • También puedes subir un comentario, un blog se alimenta de ellos.

Comentarios

  1. ¡Qué triste!. Desolador.Prefiero la Ítaca de Kavafis,aunque lo de menos en el poema sea la propia Ítaca, o la de Borges, eterna en interpretaciones.El estrés te está afectando en la elección de poemas...Gracias de nuevo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario