Justificación

-- Año VI. Segunda Época --


Un grupo de profesores, convencidos de la utilidad de la literatura en general, y de la poesía en particular, nos vemos en la necesidad de plantear esta experiencia educativa. Nuestras motivaciones son insólita y radicalmente simples: intentar cambiar, mediante pequeños gestos, el día a día de nuestra labor docente; contribuir a modificar y dignificar el ámbito en el que trabajamos, recurriendo a “un arma poderosa”, como es la poesía, que posee la virtud de potenciar la reflexión y el gusto estético por la palabra, de atenuar la violencia verbal a la que estamos sometidos, de crear un espacio de comunicación distinto; y disfrutar al hacerlo.

EL POEMA DE LA SEMANA nace con la única pretensión de colocar en diferentes lugares de este centro un poema, así como en el entorno virtual de las TIC. La esperanza de los profesores que participamos, es que que nuestro centro se enriquezca con nuevas experiencias, y que lo haga mediante cauces que incentiven día a día nuestro trabajo.

EL POEMA DE LA SEMANA se inicia con la ilusión de que otros compañeros, padres o madres de alumnos, e incluso los propios alumnos participen en esta novedosa actividad. Simplemente leyendo los poemas o incluso (¡qué gran éxito sería para nosotros!) proponiendo poemas para su difusión en este espacio o cualquier otra posibilidad para difundir su existencia. Por tanto, es a la par un lugar de encuentro y un sitio abierto a toda la comunidad educativa del IES Fray Bartolomé de las Casas.

Firmado.

(Los profesores implicados).

lunes, 20 de junio de 2016

EL MECÁNICO ARTIFICIO DE LAS OVEJAS ALFA (Último poema, curso 2015/2016)



EL MECÁNICO ARTIFICIO DE LAS OVEJAS ALFA


Ruido desbocado entre la marea,
segundos promocionales de apocalipsis.
No pueden callar, no pueden callarse
entre medrosas lecciones desconocidas
y azucarados mecanismos internos.
Nadie les enseña el silencio, lo rehuyen,
no soportan un segundo sin bandas sonoras.
Graves voces cíclicas y agudos gritos gratuitos,
banderas negras de inquietud, fiadas a la rareza
de los apocados, desintegrados, a los tontos
callados. A por ellos, que griten y bailen el son
que se repite constante en oleaje cotidiano
y en las tormentas de fin de semana.
No os calléis malditos, que el silencio pesa.
Vigilemos de reojo la oscura honda amenazante
y balemos unidos que nos oiga el lobo temerario.
No, no pueden callar en lo innecesario,
tan solo en la diaria importancia. Balemos más,
crecidos puede que también aullemos
como piezas domésticas en el zoológico,
magnitud de ovejas alfa recién clonadas.
No las pueden callar, tan grande es ya el miedo
                                        al silencio.

DATOS DEL POETA: Manuel Molina González ( Priego de Córdoba, 1966). Doctor en Filología Hispánica. Profesor de Educación Secundaria, en la actualidad es asesor del CEP Priego-Montilla. Colaborador de la Universidad de Jaén. Ha obtenido variados premios literarios nacionales e internacionales Su labor en poesía visual ha sido desarrollada en varias y revistas “ Entre sus actividades destacan la dirección del Festival internacional de teatro de Cazorla (2006-2012), la creación del espectáculo multidisciplinar La noche de La Tragantía, la gestión de Comunicación y prensa del Festival Internacional Bluescazorla

FUENTE: http://manuelmolinaglez.blogspot.com.es/ 

COMENTARIO. Cuando mi amigo y compañero Paco Rojas decidimos hacer este blog, y como se recoge en la cabecera, una de las razones, entre otras, fue luchar contra la violencia verbal a la que nos veíamos sometidos en nuestro centro, el IES Florencio Pintado. Por eso no está mal recordar, mediante la metáfora que nos presenta aquí Manuel Molina, la necesidad de señalar algunas de las carencias de nuestros jóvenes y no tan jóvenes. 
El ruido que somos capaces de generar (Ruido desbocado entre la marea), ruido inevitable o consubstancial a nosotros mismos (No pueden callar, no pueden callarse), pero que lejos de aportarnos alguna salida, nos llenan de obstáculos. ¿Cómo no estar de acuerdo con esta especie de aforismo que parece colarse en el poema: no pueden callar en lo innecesario,/tan solo en la diaria importancia? Porque tal vez aquí esté la clave. Si hiciéramos ruido, los jóvenes y los no tan jóvenes, cuando fuera necesario y de verdad -ante las injusticias, ante el dolor gratuito, ante la mentira y la soberbia, etc-, ¿no nos iría mejor? Yo creo que es necesario este tipo de ruido y levantar la voz con argumentos y contra la iniquidad que nos rodea, seamos jóvenes o no tanto. Y sobre todo, creo que debemos huir de la clonación, de lo que nos hace iguales, idénticos en pasotismo, en indolentes, en conformistas. Yo no lo soy en ningún caso y espero que los jóvenes y mis alumnos tampoco.
Y es cierto, por último que nadie enseña a nuestros jóvenes el valor del silencio, el poeta lo confirma: Nadie les enseña el silencio, lo rehuyen. Lo rehuyen, porque no conocen su verdadero sentido. Necesitamos una pedagogía del silencio en nuestro sistema educativo y una metafísica del silencio que fundamente nuestra sociedad. Si supiéramos que para romper el silencio uno debería escoger la palabra precisa, la palabra exacta, nos daríamos cuenta de la belleza de ese instante..., pero cuando estamos rodeados de ruido, lo único que hacemos es aportar más ruido en un bucle sin fin.

Con este poema nos despedimos del curso. Opto, desde hoy, por el silencio, por el retiro y el descanso. Pero nadie me hará callar el próximo curso, espero que estemos donde estemos el curso que viene, nos sigamos viendo por aquí. Fue un placer bailar con vosotros otro año más.

ACTIVIDADES.
  • ¿Estás de acuerdo con él sobre su posición sobre el ruido? Justifica tu respuesta.
  • ¿Cuándo crees que es necesario el ruido, y cuándo no? Razona tus posiciones.
  •  Visita la página del autor y busca entre sus entradas alguna que te intterese. Preséntala a tus compañeros.
  • Como hemos dicho, Manuel Molina, también realiza poemas visuales. Si pinchas aquí, puedes ver uno contra el maltrato. ¿Qué te sugiere este poema visual?
  • Y si pinchas aquí, puedes ver muchos más. ¿Cuál te parece más sugerente de todos ellos?
  • Por curiosidad y por si lo deseas, puedes indicar las reacciones a esta entrada un poco más abajo: divertido / interesante / aburrido.    
  • También puedes subir un comentario a la entrada, un blog se alimenta de ellos. 

domingo, 12 de junio de 2016

UNA COSA (Para una ceremonia de despedida, dedicado al alumnado que termina un ciclo).

UNA COSA

Una cosa es lo que haces
             y otra cosa es lo que quieres hacer.
Una cosa es lo que quieres hacer
             y otra cosa es lo que quieren que hagas.
Una cosa es lo que quieren que hagas
             y otra cosa lo que dicen que hagas.
Una cosa es lo que dicen
             y otra cosa es lo que hacen.
Una cosa es lo que hacen
             y otra cosa es lo que quieren.
Una cosa es lo que quieren que hagamos
             y otra cosa es lo que queremos hacer.
Una cosa es lo que queremos
             y otra cosa es lo que hacemos.
Hacemos una cosa
              y queremos otra cosa.
Tú quieres una cosa
              y ellos quieren... otra cosa.

Una cosa eres tú
              y otra cosa es lo que tú eres.
Una cosa es lo que tú eres
             y otra cosa lo que ellos quieren que seas.


DATOS DEL POETA: Jesús Ge (Madrid, 1972). Maestro de escuela y poeta experimental. Forma parte del Consejo Editorial de la revista de Arte y Pensamiento BOSTEZO. Ha publicado el libro-CD Esto no es vanguardia que recoge parte de sus poemas escénicos y las aportaciones críticas de diferentes autores y expertos en poesía. Ha publicado “Crónica del Incendio. Antihaikus.” en los Manuales de Instrucciones para abrir una caja fuerte, de la Fundación Inquietudes. Ediciones 4 de Agosto publicó su poemario Pero no el camino en la colección Agosto Clandestino. El poema de arriba apareció en la Revista 598, número 27 dedicado a Otra Poesía, de la editorial La Única Puerta a la Izquierda.

 

COMENTARIO: Como viene siendo habitual en este blog, al acabar el curso lo dedicamos a poemas para ir despidiendo al alumnado. Y en esta ocasión queremos hacerlo con un poeta experimental que usa las palabras de un modo distinto al habitual. Parece un trabalenguas, un artificio frívolo, pero nada más lejos de la realidad. Rozando el absurdo en algunos casos, desde lo fragmentario, la ironía nos sale al encuentro para proponernos un juego no exento de profundidad. Si elegimos cualquier pareja de versos lo comprobaremos. Por ejemplo: Una cosa es lo que quieres hacer / y otra cosa es lo que quieren que hagas o Una cosa es lo que queremos / y otra cosa es lo que hacemos. El poeta nos reta en dos planos distintos: el social, en el primer caso (¿a quiénes se refiere ese plural?, puede ser la sociedad, en general, los políticos, la autoridad, pero también los padres, los amigos o la propia pareja..., en cualquier caso, alguien distinto a nosotros, aunque no ajenos) y el individual, en la segunda pareja de versos. Con lo cual, nos pone entre la espada y la pared y nos obliga a posicionarnos ante la sociedad, pero también ante nuestro propio espejo.
Y en eso estamos todos, queridos alumnos que termináis un ciclo para empezar otra andadura. Jesús Ge nos fuerza a repensar qué somos y en qué quieren convertirnos. Probablemente, lo único que nos salva es la coherencia cínica. Ya lo sabéis por mis clases, tanto los de 4º de la ESO, como los de 2º de bachillerato: hay que intentar siempre pensar una idea, un principio, el que sea, y decirlo con exactitud, pero además, como el cínico Diógenes, actuar en consonancia con lo que se dice y se piensa. Podemos estar equivocados, pero desde luego, nadie podrá reprocharte que eres auténtico y no un farsante. Por eso, os dedico este poema, para que recordéis que tenéis la obligación de ser coherente con vuestras vidas. Lo contrario, pensar una cosa y decir otra, decir una cosa y actuar de otro modo os convierte en seres inauténticos, si queremos utilizar el lenguaje existencialista, en una cosa, no en una persona. O si queréis decirlo de otra manera, seréis unos niñatos... (ya sabéis a lo que me refiero también con este concepto) y eso nunca os lo perdonará el espejo, aunque lo aplauda la sociedad. Por favor, no seáis nunca una cosa, ni un niñato, si al menos aprendéis esto, yo me consideraré pagado por mis clases. 

ACTIVIDADES:

  • Visita la página oficial de este poeta y destaca alguna característica especial que te haya llamado la atención de su forma de entender la poesía.
  • En esa página hay una pestaña de VIDEOS, elige el que más te haya gustado y explica tu elección.
  • Visita la página de LUPI, allí encontrarás mucha documentación sobre poesía experimental, lee o mira algunos de los libros de la editorial. ¿Cuál te parece más interesante? Justifica tu elección.
  • Elige dos parejas de versos e intenta ilustrar con ejemplos lo que el poeta propone en dichos versos.
  • Elige los versos que mejor definan una vida inauténtica. ¿Conoces a personas que vivan así? Pon ejemplos arquetípicos de ese tipo de vida. 
  • Por curiosidad y por si lo deseas, puedes indicar las reacciones a esta entrada un poco más abajo: divertido / interesante / aburrido.    
  • También puedes subir un comentario a la entrada, un blog se alimenta de ellos. 

domingo, 5 de junio de 2016

APRENDER A VOLAR (Poema de Belén March, una alumna). Para una ceremonia de despedida.


APRENDER A VOLAR

¿Acaso nadie puede oírme?
¿Nadie capaz de volver su cabeza en un mundo donde no hay más camino que seguir adelante?
La realidad es una trampa mortal que va envolviendo y cada vez asfixia un poco más. Más. Más. Y ya no puedes respirar.
¿Acaso todos están ciegos?
¿Quieren que le grite a Dios? ¿A qué Dios?
Los días se suceden monótonos y el maldito reloj acuchilla mis oídos. Y me duele el pecho. Y me muerdo el labio.
¿Acaso esto es todo?
¿Caminar por inercia y sentir por rutina?
Me enfado y grito. Y gritaré. Y seguiré gritando aún más, porque me niego a creer que mi mundo gira al mismo ritmo que el del resto.
¿Alguien dispuesto a oír mi verdad? ¿Alguien lo suficientemente valiente o necio para saltar el muro de contención?
Quieren que hagamos de la venda que nos cubre los ojos nuestro nombre. Quieren que abracemos el alambre de espino. ¿Y si lo corto? ¿Y si alzo el puño? ¿Y si...?
Río sola, y un sabor amargo me corta la garganta.
Sueño sola, y las pesadillas martillean mis sienes.
Vivo sola, y un millón de voces apagadas hacen mi paso arrítmico.
Esperan mi caída.
Esperan.
Esperan.
Pero no saben lo que yo sé:
que seguirán esperando para siempre, porque yo ya no camino.
He aprendido a volar.



DATOS DEL POETA: En esta ocasión vamos a dejar que sea la autora la que presente estos datos:
Me llamo Belén March Calderón y vivo en Pozoblanco. Soy un proyecto de escritora de 17 años, que acaba de publicar en Amazon su primera novela “Arala”. Desde que tengo uso de memoria, siempre he estado soñando despierta y escribiendo, escribiendo y escribiendo una vez más. Empecé con poemas y prosas poéticas, luego me atreví con los relatos cortos y, por fin, una novela.
Puede que suene a tópico, pero solo con las letras soy capaz de expresar aquello que mi voz no sabe decir. Lo que pienso y siento. Lo que soy. Así que para conocerme, lo mejor es hacerlo entre líneas, entre versos. Gracias por dedicarme algo de vuestro tiempo.

Belén, además, mantiene el siguiente blog literario: http://belenmarch.es/

COMENTARIO: Después de un mes lleno de referencias musicales y poetas actuales de primer orden, traemos a nuestro blog el poema de una alumna. Una alumna que, como dice, sobre sí misma, solo sabe decir quién es a través de las palabras. Y en este poema lo hace, sin dudarlo. En el poema descubrimos a una joven, que como muchos de vosotros se siente agobiada, asfixiada con el mundo que le rodea (la realidad es una trampa mortal), que no entiende cómo se puede vivir en la monotonía y que sufre por ello. Pero además, encontramos la rebeldía que se le presupone a todo joven de apenas 17 años. Belén no se conforma con el mundo que nos ha tocado vivir: frente al muro de contención, frente a la ceguera, frente al alambre de espinos, ella apuesta por la palabra en grito, por el puño levantado...
En ocasiones los jóvenes parecen viejos prematuros, pero me reconcilia con la juventud esta actitud de rebeldía, me reconcilia con el alumnado saber que algunos de vosotros sois capaces de canalizar vuestra rabia contenida con la palabra y la acción (¿Y si alzo el puño?, se pregunta indignada Belén). Que nadie nunca os diga que no podéis cambiar nada del mundo que os ha tocado vivir. Porque además, aceptar este deteminismo aumenta el dolor en el pecho al que se hace referencia en el poema. Espero que aprendáis con este poema que es imposible o inauténtico caminar por inercia y sentir por rutina. Y ya sabéis, si os impiden caminar, aunque os sintáis solos, es hora de aprender a volar. Belen March Calderón lo hace con su escritura y si ella ha podido, nada os impide, de una u otra forma, hacer lo mismo.

ACTIVIDADES.

  • ¿Te sientes identificado con este poema?, ¿qué es lo que no compartes del mismo?
  • ¿Qué crees que produce la ceguera a la que hace referencia el poema?
  • Se supone que la juventud es rebelde. ¿Estás de acuerdo con esta característica de la juventud o crees que hay jóvenes que son viejos prematuros? Fundamenta tu respuesta.
  • Visita la página de la autora y lee dos relatos de los que allí aparecen. Comenta lo más significativos de ellos.  

    Por curiosidad y por si lo deseas, puedes indicar las reacciones a esta entrada un poco más abajo: divertido / interesante / aburrido.  

    También puedes subir un comentario a la entrada, un blog se alimenta de ellos.