Justificación

-- Año VI. Segunda Época --


Un grupo de profesores, convencidos de la utilidad de la literatura en general, y de la poesía en particular, nos vemos en la necesidad de plantear esta experiencia educativa. Nuestras motivaciones son insólita y radicalmente simples: intentar cambiar, mediante pequeños gestos, el día a día de nuestra labor docente; contribuir a modificar y dignificar el ámbito en el que trabajamos, recurriendo a “un arma poderosa”, como es la poesía, que posee la virtud de potenciar la reflexión y el gusto estético por la palabra, de atenuar la violencia verbal a la que estamos sometidos, de crear un espacio de comunicación distinto; y disfrutar al hacerlo.

EL POEMA DE LA SEMANA nace con la única pretensión de colocar en diferentes lugares de este centro un poema, así como en el entorno virtual de las TIC. La esperanza de los profesores que participamos, es que que nuestro centro se enriquezca con nuevas experiencias, y que lo haga mediante cauces que incentiven día a día nuestro trabajo.

EL POEMA DE LA SEMANA se inicia con la ilusión de que otros compañeros, padres o madres de alumnos, e incluso los propios alumnos participen en esta novedosa actividad. Simplemente leyendo los poemas o incluso (¡qué gran éxito sería para nosotros!) proponiendo poemas para su difusión en este espacio o cualquier otra posibilidad para difundir su existencia. Por tanto, es a la par un lugar de encuentro y un sitio abierto a toda la comunidad educativa del IES Fray Bartolomé de las Casas.

Firmado.

(Los profesores implicados).

domingo, 30 de octubre de 2016

S/T

Es duro el regreso a Ítaca.

Siempre.

Rastrear la raíz del pasado,
perseguir la sombra del futuro.

Encontrar los harapos del padre
que tiene el sustento de hierbas tristes.

Descubrir que los astros,
en los ojos de Penélope,
perdieron su brillo.

Ver que la semilla propia
engendró la debilidad en el hijo.

Es duro el regreso.

Saber que la sombra del espejo
es cuanto queda de Ulises,
que la pasión del fuego
naufragó en otras playas.

Siempre.

Intuir que Ítaca ya no es Ítaca,
que su rumbo murió
en el hechizo de Circe,
en el lecho de Calipso ardiente.

Es duro aprender
que Ítaca quedó en el camino,

siempre,

que la patria es sombra
como sombra es la faz

que devuelve el espejo.


DATOS DEL POETAVicente Mazón Morales (Bergara- Guipúzcoa, 1967). Licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Sevilla, compagina la docencia con la creación literaria y la crítica cinematográfica. Ha publicado en este último ámbito en revistas especializadas. Ha sido cofundador de revistas culturales como Druida (Fregenal de la Sierra, Badajoz). Autor del ensayo El abismo tras el espejo. Los rostros del mal en el cine (REBROSS, 2004). Ha aparecido en diversas publicaciones Taller de la Poesía y del Relato. Antología, 1998 (Junta de Extremadura, 1998); Antología de la poesía ecijana contemporánea (Martín de Roa y SAFA, 2008), . Coordinó la edición -y elaboró la introducción- de la antología poética Los perfiles del aire (Écija, 2004). En 2016 ha publicado una selección de poemas inéditos en la obra colectiva Los anales diáfanos del viento (Écija, Real Academia Luis Vélez de Guevara). Desde 2009 es académico de la Real Academia Luis Vélez de Guevara, de Écija.
Recientemente ha publicado su poemario En ausencia de huellas (Ediciones La Huida). 

COMENTARIOLas palabras no se usan en vano o al menos algunas de ellas. Nombrar Ítaca, por ejemplo, conlleva admitir la carga literaria de uno de los signos más reconocibles de nuestra cultura occidental. Desde que el ciego Homero narró las vicisitudes de Ulises y su tripulación, Ítaca ha sido un faro que ilumina la existencia de los hombres. Ulises, ya se ha dicho muchas veces, es un arquetipo de la existencia humana. Y no vamos a repetirnos tampoco aquí, porque lo hemos hecho otras veces – a propósito de Kavafis y de Borges, por ejemplo.
Por eso, porque no queremos repetirnos, el poema de Vicente Mazón viene a descubrirnos otra lectura del viaje que supone la vida: el regreso al hogar, no es duro para el héroe por lo que ha pasado o sufrido hasta volver a su patria chica. El regreso es duro por lo que se encuentra uno a su vuelta. Con aparente pulcritud, con exhaustiva limpieza, los versos del poeta se van clavando en lo más profundo de nuestras conciencias acostumbradas a celebrar la vuelta a los orígenes. Pero, ¿qué ocurre si en nuestra amante no atisbamos la pasión?, ¿cómo soportar que nuestro ADN marca al hijo con lo peor de nosotros o que ni siquiera podemos reconocernos en el espejo ante tantas renuncias…? Y en consecuencia, ¿cómo admitir esas verdades al final del trayecto vital?
Esta semana, con Vicente Mazón, nos enfrentamos a cuestiones capitales para cada uno de nosotros. Su mirada desvela una crudeza que puede desconcertarnos. Sin embargo, creo que debemos agradecérsela, porque en el mundo en el que vivimos nos hemos acostumbrado a vivir inauténticamente. La elegancia de este poema, la desnudez de la voz de Mazón no puede pasar desapercibida y menos cuando ha dado una vuelta de tuerca a uno de los símbolos más conocidos de la literatura occidental. Por lo tanto, este poema no ha tomado las palabras en vano, sino todo lo contrario, las ha armado para dar en el clavo. La tarea no era fácil.

ACTIVIDADES:
  • Lee los poemas de Kavafis y Borges y delimita las semejanzas y las diferencias entre los tres poemas que tocan el mismo tema: Ítaca.
  • De los motivos que señala el autor como duros en tanto que regreso a Ítaca, ¿cuál te parece más insoportable? Explica tu elección.
  • Busca información sobre el papel de Circe y Calipso en la Odisea de Ulises. ¿Qué sentido tienen en los versos de Mazón ambas divinidades?
  • Explica con tus palabras los siguientes versos: Es duro admitir/ que Ítaca quedó en el camino.
  • Por curiosidad y por si lo deseas, puedes indicar las reacciones a esta entrada un poco más abajo, marcando: divertido / interesante / aburrido
  • También puedes subir un comentario, un blog se alimenta de ellos.

domingo, 23 de octubre de 2016

POEMA PARA RECORDAR EL VI ENCUENTRO DE POESÍA VISUAL EN PEÑARROYA-PUEBLONUEVO

Tareas pendientes:

Comerme la luna en tu boca.
Agarrar una llama por el filo.
Asomarme al espejo: verme, lloverme
Sembrar el llano y la curva,
El pasto y la arena,
El camino
Sembrarlo de huellas.


DATOS DEL AUTOR: Óscar Sotillo (Barcelona, 1973) es escritor, poeta discursivo y poeta visual, entre otros intereses como creador. Tiene una larga bibliografía que puedes ver en su página oficial. Destacamos, no obstante, como narrador: El Púgil sin sombra (Ediciones Oblicuas, 2014), La Fruta del tiempo (Baile del sol, 2008); y como poeta visual: Quiromancias (Pliegos de la visión nº 70) y la Antología Personal (Boek Visual, 2010).

Mantiene el siguiente blog: https://oyesvoces.wordpress.com/

COMENTARIO: Hay poemas tan sencillos, tan transparentes, que su lectura parece sencilla también. Pero cuando se leen dos veces, la lectura se complica. Quiero decir, que necesitamos respirar despacio las palabras y levantar la cabeza. A mí me ocurre con el primer verso del poema. Sotillo establece un espacio para ello. Esa distancia, que imagino temporal, puede ser insalvable (el espacio en blanco nunca es baladí en un poema desde las vanguardias y el experimentalismo). Tareas pendientes: y uno se asienta, resopla, quizás y no quiere enumerarlas. Son tantas las tareas pendientes que no deben demorarse, que el poema, en su transparencia es una trampa para el lector.
No obstante, Sotillo nos señala las suyas. En algún caso, son factibles si nos ceñimos a la literalidad (asomarme al espejo: verme), aunque no exentas de riesgo algunas (agarrar una llama por el filo). Otras parecen metafísicas: el camino sembrarlo de huellas; o incluso un proyecto vital: Sembrar el llano y la curva,/ El pasto y la arena. Otras tienen un marcado carácter metafórico (lloverme), pero la que sin duda roza la acción poética es con la que se inicia la segunda estrofa: Comerme la luna en tu boca. A mí me remiten directamente a las propuestas poéticas de Bartolomé Ferrando. En cualquier caso, lectores de este poema, Óscar Sotillo nos recuerda que las Tareas Pendientes están para realizarlas, no para olvidarlas como nos ocurre con frecuencia. ¿Cuáles son las tuyas…?


NOTA IMPRESCINDIBLE: Aprovecho la generosidad de Óscar Sotillo por brindarnos la posibilidad de publicar en este espacio el poema de esta semana. Lo leyó en una velada poética inolvidable y que solo unos cuantos privilegiados presenciamos. Entre los asistentes estaban Antonio Gómez, Koke Vega, Javier Seco, César Reglero, Ibírico, Antonio Monterroso, Francisco Aliseda, Isabel León, Raúl Reguera, Inma Bernils, Jesús Alonso, Edu Barbero, entre otros. Todos ellos conforman parte activa del experimentalismo español, desde la poesía visual a la poesía fonética, pasando por mail-art o el arte de acción. Para mí fue un honor participar en el VI Encuentro de Poesía Visual y debo a mi alumnado del curso pasado todo lo que he aprendido en este fin de semana. Gracias pues a María de los Ángeles e Ian, ya los considero amigos, como dije en mi intervención.

ACTIVIDADES:
  • Visita el blog de Óscar Sotillo y destaca tres aspectos que te hayan llamado la atención de su página personal. Explica tu posición.
  • Si en dicha página tienes los ojos abiertos te habrás dado cuenta que Óscar Sotillo ha cumplido una de las tareas, precisamente, la de sembrar huellas (pista, pincha aquí si tus ojos no están tan abiertos). ¿Qué te parece su modo de hacerlo?
  • En el Comentario se nombra a Bartolomé Ferrando. Realiza la siguiente actividad de Creatividad Literaria con algún compañero de clase: PROPUESTAS POÉTICAS AL ALCANCE DE TU MANO. Manda dichas propuestas, en forma de foto, a filosofía.pintado@gmail.com
  • Pincha en los enlaces que aparecen en la Nota Imprescindible. Investiga, naufraga y déjate llevar por todos esos creadores que aparecen citados. Elige tres obras de tres autores distintos que aparecen en la lista. ¿Te atreves a realizar un Poema Visual? Si necesitas ayuda, pincha aquí. Si no sabes cómo se hacen, mira esta presentación basada en el ZOOILÓGICO de Edu Barbero (pincha en el nombre).
  • Por curiosidad y por si lo deseas, puedes indicar las reacciones a esta entrada un poco más abajo, marcando: divertido / interesante / aburrido.
  • También puedes subir un comentario, un blog se alimenta de ellos.


jueves, 13 de octubre de 2016

NUBES (Humilde homenaje a los que ayudan)

NUBES

No habrá una sola cosa que no sea
nube. Lo son las catedrales
de vasta piedra y bíblicos cristales
que el tiempo allanará. Lo es la Odisea
que cambia como el mar. Algo hay distinto
cada vez que la abrimos. El reflejo
de tu cara ya es otro en el espejo
y el día es un dudoso laberinto.
Somos los que se van. La numerosa
nube que se deshace en el poniente
es nuestra imagen. Incesantemente
la rosa se convierte en otra rosa.
Eres nube, eres mar, eres olvido.
Eres también aquello que has perdido.



DATOS DEL POETA: J. L. Borges, de nuevo. Como en otras ocasiones con este autor, nos parece innecesario mencionar sus datos biográficos o bibliográficos, de sobra conocidos por todos. De todas formas, dejamos un enlace para suplir esta parte: http://www.fundacionborges.com.ar/


COMENTARIO: Esta semana he buscado entre mis libros más leídos un poema que me ayudara a entender. Me he encontrado en la tesitura de explicarme a mí mismo una imagen, la última fotografía premiada en la World Press Photo, el certamen anual de fotoperiodismo y que llega a Madrid para exponerse en España. Me refiero, por tanto, a "Esperanza de una nueva vida". Una instantánea de Warren Richardson, que muestra a un hombre pasando a un bebé a través de la valla de alambre de espinos, en la frontera entre Serbia y Hungría. La foto fue tomada en agosto de 2015 y puedes verla aquí
Tal vez no está clara la asociación de ideas entre la imagen y el poema. Sin embargo, encuentro algo en el tono del poema que coincide con mi impresión sobre lo que suscita la foto de Richardson. Lo primero es la referencia a Homero y al mar. La vida es un viaje para todos, pero hay Odiseas terribles y amargas, y otras más vulgares, tranquilas y serenas, vividas en calma chica siempre, por decirlo así.   
En segundo lugar, por este verso inolvidable: Somos los que se van. Todos los hombres, lo aceptemos o no, estamos abocados a ese fin, somos un constante deambular del que no quedará rastro alguno, como la nube que se deshace en el poniente. Y somos también los que se van, los que huyen, los que nunca regresarán al hogar porque el hogar es un infierno que arde ante la mirada impasible del resto del mundo, sobre todo de Europa y, por tanto, de España.
Y he aquí el problema: después de ver la foto y pese al título de la misma (nada tiene que ver la imagen, la luz de la foto, la historia que narra con la esperanza, bajo mi punto de vista...), el reflejo de nuestro semblante cambia, ya no seremos nunca los mismos (algo se nos va, algo perdemos entre nuestras manos), porque el problema de los refugiados sigue ahí, aunque miremos para otro lado. 
Hemos perdido nuestra capacidad de mirar con solidaridad, con fraternidad al otro, hastiados de imágenes que reproducen el sufrimiento más cruel ante nuestras puertas, nos hemos inmunizados, nos hemos deshumanizados. Preferimos olvidarnos de nuestra responsabilidad como ciudadanos y dejar que pasen las nubes sin pensar en nada más. Aunque al menos estas Nubes de Borges y esa foto de Richardson pueden servirnos como acicate para remover nuestras conciencias. Yo al menos lo he intentado con este poema de la semana.

(Dedicado a las personas que ayudan in situ a los refugiados, como Aurora, como Marta,
con la esperanza de que su generosidad se multiplique).

ACTIVIDADES.

  • Como sabrás, Borges se quedó ciego (si no lo sabías, busca información al respecto), ¿crees qué esa circunstancia pudo influirle a la hora de escribir este poema? Razona tu respuesta.
  • Busca en este mismo blog otros poemas de Borges, ¿puedes establecer un hilo conductor entre ellos?
  • En el Comentario, entre paréntesis, se afirma que la imagen de Richardson no corresponde con el título, ¿estás de acuerdo? ¿Qué título le pondrías a esa foto?
  • Visita la página de World Press Photo y encuentra tres imágenes que te impacten. Explica tu elección.
  • Pon otros títulos a esas fotos (si eres del Plan de Creatividad Literaria, esta actividad puede ser una versión de Pies en Polvorosa).
  • Por curiosidad y por si lo deseas, puedes indicar las reacciones a esta entrada un poco más abajo, marcando: divertido / interesante / aburrido.
  • También puedes subir un comentario, un blog se alimenta de ellos.

domingo, 9 de octubre de 2016

MATAR AL DRAGÓN

MATAR AL DRAGÓN

Ha llegado la hora de matar al dragón,
de acabar para siempre con el monstruo
de las fauces terribles y los ojos de fuego.
Hay que matar a este dragón y a todos
los que a su alrededor se reproducen.

Al dragón de la culpa y al dragón del espanto,
al del remordimiento estéril, al del odio,
al que devora siempre la esperanza,
al del miedo, al del frío, al de la angustia.
Hay que matar también al que nos tiene
aplastados de bruces contra el suelo,
inmóviles, cobardes, desarraigados, rotos.

Que la sangre de todos
inunde cada parte de esta casa
hasta que nos alcance la cintura.
Y cuando ese montón de monstruos sea
sólo un montón de vísceras y ojos
abiertos al vacío, al fin podremos
trepar y encaramarnos sobre ellos,
llegar a las ventanas, abrirlas o romperlas,
dejar que entren la luz, la lluvia, el viento
y todo lo que estaba retenido
detrás de los cristales.



DATOS DE LA POETISA: Amalia Bautista (Madrid, 1962), no es la primera vez que concurre en este espacio poético. Para más información y no repetirnos, pincha aquí. Su última obra, que sepamos, es Falsa Pimienta (2013). El poema de arriba pertenece a Estoy ausente.

COMENTARIO: Ignoro si la intención de Amalia Bautista pasaba por hacer un breve catálogo de seres monstruosos que nos rodean e impiden que nos desarrollemos y vivamos más plenamente. Sin duda, cualquier lector estaría de acuerdo que la culpa, el odio, el miedo, la angustia son monstruos terribles, dragones que devoran siempre la esperanza. Pero si nos damos cuenta, la poeta establece dos tipos de dragones en su poema. Por un lado, los dragones interiores, como estos últimos: el odio, el remordimiento, el miedo, la angustia. Y, por otro, dragones que no están dentro de nosotros, sino más bien, fuera: son dragones exteriores, bajo mi punto de vista. Sobre todo cuando se refiere al que nos tiene aplastados de bruces contra el suelo
Y es este último el que me crea más desconcierto. Porque los otros, los interiores, tienen cierto aire de familia, en algunos casos son irremediables, y siempre podemos controlarlos, mermarlos o, en el mejor de los casos, ignorarlos. Sin embargo, el que nos aplasta desde fuera, ¿quién es, cuál es su naturaleza, qué rostro es el suyo? Puestos a imaginar, lo más inmediato es señalar al político de turno, al jefe que nos humilla, al compañero que nos pone la zancadilla, al familiar que nos amarga la existencia o la persona que está a tu lado y que se ha convertido en tu enemigo íntimo. Por lo tanto, posee un rostro humano, demasiado humano. Pero puestos a imaginar, también un dragón puede ser una abstracción o un completo sistema social y económico. Y entonces, yo pienso obviamente en aquello que mueve el mundo y nos hace inmóviles, cobardes, desarraigados, rotos... Y la verdad es que o acabamos con él o la vida en esta casa será insoportable. Necesitamos de una vez por todas matar al dragón, abrir las ventanas, que llueva y entre aire nuevo. La vida en un mundo injusto es insoportable, por más poder que tenga el dragón.


ACTIVIDADES:

  • Como hemos señalado, en este mismo blog se publicó otro poema de la autora madrileña. Léelo, pinchando aquí. ¿Guardan alguna relación ambos poemas?, ¿crees qué puedes extraer alguna conclusión sobre la personalidad de la escritora basándote en ellos?
  • Para ti, ¿qué dragón nos tiene aplastados de bruces contra el cielo
  • Pueden que existan más dragones del mismo tipo de los que señala Bautista, ¿puedes nombrarlos? 
  • ¿Por qué el remordimiento es estéril?
  • Haz una redacción con el siguiente tema: ¿Es soportable la vida en un mundo injusto? (El alumnado de 1º y 2º de Bachillerato puede tomar como punto de partida el debate a muerte entre Sócrates y los Sofistas que se plantea en la Apología, de Platón)
  • Por curiosidad y por si lo deseas, puedes indicar las reacciones a esta entrada un poco más abajo, marcando: divertido / interesante / aburrido.
  • También puedes subir un comentario, un blog se alimenta de ellos.


domingo, 2 de octubre de 2016

HUYE

HUYE

Te dirán que sólo fue un suspiro,
que nunca nadie pasó de la puerta,
que tantos murieron en el empeño,
que ni los dioses saben de la llave.
Ellos pelearon, sangraron, algunos
cayeron en la lucha, otros fueron
rehenes del amor. Incluso alguno
regentó la libertad de sus pasos.
Tratarán de consolarte. Te quieren.
Te mostrarán normas, consejos, recuerdos.
Son así. Son buenos y no desean
que sufras, que llores, que vivas. Huye.
Todos fueron vencidos por el tiempo
.




DATOS DEL POETA: José Garés Crespo nació en Alzira (Valencia, España) y ha publicado, entre otros poemarios: Al pasar, (ed. Arrecife, Cádiz),  Falc sense ma (en catalán) y Material de derribo (Germanía, 2009).

Mantiene el siguiente blog: http://garescrespo.blogspot.com.es/


COMENTARIO:  Hace mucho tiempo que leí este poema y alguna vez se lo he leído a mis alumnos. Porque, sinceramente, parece que el poema está escrito para ellos, jóvenes, valientes, intrépidos o no tanto... Porque, tal vez, el poema les haga más bien a esos otros jóvenes, viejos prematuros, timoratos o asustados por lo que se les viene encima. En cualquier caso, no importa el perfil del lector. Más bien nos valdría tener en cuenta que los que nos quieren, los que muestran normas, los que no se cansan de dar consejos y apelan a su propia experiencia y sus vivencias para marcar nuestros propios pasos, aunque lo hagan con la mejor de las intenciones (son buenos y no desean/ que sufras, que llores), son unos derrotados y en el fondo quieren sustraernos de la vida, ahorrarnos la existencia y lo que ella supone: dolor, lágrimas, sangre... Y es que no podemos evitar, ni los padres, ni los maestros, ni las autoridades competentes, el sufrimiento. La cuestión es si ese sufrimiento merece la pena, por lo que se aprende de él o no enseña nada. A veces uno duda ante esa tesitura.
Y, sin embargo, José Garés lo tiene claro. La vida merece la pena vivirla. Por eso hay que huir del lugar donde es negada. Muchas veces es el propio hogar. Pero también puede ser la monotonía, la desidia, el hábito indolente con el que cubrimos cada día de nuestra existencia. Aquellos que no pasan la puerta, que rompen los límites prefijados por otros, son los vencidos por el tiempo, nos advierte el poema. 
Así que: ¡Huye! ¡Qué buen grito para jóvenes y para cualquiera de nosotros que ya hemos dejado de serlo hace mucho tiempo!  

ACTIVIDADES: 


  • Visita la página del autor y señala alguna entrada de su blog que te haya llamado la atención. Explica tu elección.
  • Busca en el blog del poema de la semana, alguna entrada que esté etiquetada como dolor. ¿Tiene alguna relación con este poema? Explica las coincidencias o las diferencias.
  • ¿Estás de acuerdo que "los que nos quieren" a veces nos aconsejan mal? 
  • Por curiosidad y por si lo deseas, puedes indicar las reacciones a esta entrada un poco más abajo: divertido / interesante / aburrido. 
  • También puedes subir un comentario, un blog se alimenta de ellos.