UN CAMINO TAN LARGO

Ven,
te lo suplico,
no me arrojes medio segundo
de mirada indiferente.

Ven,
te lo ruego,
déjame mostrarte todos los mundos
que he hecho nacer solo para ti.

Ven,
líbrate de la asfixia,
busca entre tus venas, no entre tus pensamientos.
abre tus grietas, porque la vida es demasiado seria
y el placer el la única memoria que nos queda.

Ven,
gírate hacia este horizonte,
percibe cómo mis muevas rozan lo estúpido
solo para ganarte un instante más,
y que así descubras en mí otro hogar,
otra esquina donde el tiempo sea un tesoro.

Ven,
deshaz tus pasos,
déjame usar tus uñas como embarcadero,
déjame sentir tu sonrisa desde la nuca,
permíteme ser el parasol de tu sombra.

No pido más que ser la sorpresa agradable
de aquel rato,
la física cuántica más inmediata y fugaz.
Me conformo con ser uno de tus descansos,
una de tus tantas sonrisas diarias.

Ven,
aunque no sé si aquí serás feliz,
pero al menos tendrás a alguien junto a ti,
aprendiendo magia para que lo seas.
Estás tan cerca,
tan cerca
tan cerca,

Pero el camino hacia ti es tan largo.

DATOS DEL POETA: Nach (Albacete, 1974). Licenciado en Sociología por la Universidad de Alicante es uno de los máximos exponentes del género hip hop en castellano. Con más de 8 discos publicados, entre los que destacan Poesía difusa, Un día en Suburbia o A través de mí, cuenta con dos Discos de Oro en su haber. Por Verbo obtuvo el Goya a la mejor canción. Este poema pertenece a Hambriento (Planeta, 2016) donde reúne sus poemas.


COMENTARIO: Si nos dejáramos de obviedades, de prejuicios y tópicos al uso, tal vez seríamos capaces de escuchar al otro con más sinceridad y empatía. La escucha juega un papel importantísimo en las relaciones humanas, aquel que no sabe escuchar, además, permanece ciego e insensible con los que les rodea. Por eso, porque sé que el alumnado es una fuente de deseos, que tienen sus propias habilidades para buscar el significado de lo que hacen y son capaces de ser seres activos, competentes, con suficiente talento para explorar y encontrar por ellos mismos el frágil sentido de lo que les rodea, no me extraña que un alumno inquieto, audaz, pueda ofrecer a una profesora de Física, Hambriento, como una llamada de atención hacia su mundo.

Cuando eso ocurre, y aunque como lector nos cueste admitir ciertas licencias de Nach, nos encontramos con la necesidad de darles voz a esos referentes. Poco sé del hip hop, poco sé todavía sobre Nach, pero sí entreveo la posibilidad de llegar a un lugar de encuentro. La escucha es ese lugar donde se dan las condiciones de posibilidad para reconocer los múltiples lenguajes, símbolos y códigos que otros usan para llegar a nosotros. Así leo yo el poema de arriba. No como un poema de amor (puede leerse bajo ese prisma, sin duda), sino más bien como una invitación al encuentro posible.

Hay muchas dudas al respecto, la emoción, el riesgo, el fracaso latente a la vuelta de la esquina amenaza todo comienzo que pretenda intentar crear un vínculo con el otro. Y el otro es el alumnado. Y el otro es siempre una persona. Que escucha a Nach, por ejemplo, que le encanta el hip hop, incluso, pero que es capaz de hacer cosas maravillosas. Como, por ejemplo, lo que han logrado hacer estos premiados en la Categoría de Vídeoarte en FOCO18 con una composición propia de este tipo de música.


Sin duda, creo que es posible sacar lo mejor de nuestro alumnado, pero no imponiendo nuestra palabra, nuestra voz, sino acercándonos a ellos, con confianza, dándoles la oportunidad para que se expresen y que lo hagan desde su mundo. Están cerca, pero el camino es muy largo. Y desde luego, con medio minuto de mirada indiferente, nada conseguiremos como docentes. Añadir más asfixia no es la solución, sí provocar la búsqueda que recorren las venas de lo necesario. No sé si serán más felices, pero al menos conocerán otros horizontes en los que sentirse personas, antes que un objeto con capacidad para memorizar y vomitar en un examen lo que nosotros queremos escuchar para ponerles un número en un boletín, que no evaluarlos, por cierto.

ACTIVIDADES:
  • Busca otro poema de Nach. Busca una canción del mismo autor. ¿Qué diferencias encuentras?
  • Crees que de algún modo el hip hop es poesía. Razona tu respuesta.
  • Seguro que conoces otros grupos u otros raperos que te llamen la atención. Comparte tus conocimientos con el resto del grupo y explica tu elección.
  • Imagina que eres un locutor de Radio 3, en un programa que compagina poesía y música. Crea 15 preguntas a Nach, demostrando que lees sus poemas y escuchas sus canciones.
  • Intenta crear un vídeopoema sobre este poema o crea tu propia composición con vídeo incluido.
  • En cualquier caso, si quieres, deja un comentario en esta entrada.

Comentarios

  1. Mil gracias, una vez más, profesor. Apuesto por esa escucha que menciona en su comentario, genérica y especialmente al alumnado. Es tan necesaria, imprescindible si se les respeta mínimamente, desde luego. Y puse el plural, ignorando la concordancia de número, a posta, porque el alumnado nunca es el alumnado, qué fácil sería entonces, y qué aburrido por otra parte, siempre son los alumnos, cada uno con su genuina, irremediable e irrepetible identidad. Si no se les escucha, no se les respeta, si no se les respeta, difícilmente se les pueda amar, y si no se les ama...NADA.

    Estos juglares del siglo XXI son muy bien acogidos. Sean bienvenidos. Así como cualquier emprendimiento de estos jóvenes.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alivia ver que existen profesores que ponen estos recursos a disposición del alumnado al cual sin duda me encantaría pertenecer. Independientemente de que un referente del rap como es Nach pueda servir como nexo entre profesor y alumno debido a la aproximación que puede tener hacia los jóvenes, es el hecho de utilizar este blog como parte de la asignatura lo digno de admirar debido a el interés que puede despertar en una mente para abrir mil y una puertas. Sin más rodeos, mis más sinceras felicitaciones por el trabajo que está realizando.

      Eliminar
    2. Gracias a vosotros por leerlo y difundirlo.
      Estoy de acuerdo con Isabel Villalobos e intento, en la medida de mis posibilidades crear cierto vínculo con ellos. Cada uno tiene su corazoncito, aunque a veces, el grupo predomine sobre las individualidades, pero todo se consigue. Yo el curso pasado, que estrenaba centro, me sentí un poco perdido y confundido con ellos. Este año, en cambio, me siento mucho más cómodo y cercano.
      Respecto a Javi Martín, me he acordado incluso de una referencia que ellos tienen y que desde luego es todo un reto para cualquier profesor: el REGUETÓN. Pues verás, yo, ni corto ni perezoso, me inventé esta actividad: COMO NO ESCRIBIR REGUETÓN, que puedes ver aquí: https://lecturacreativaenmiaula.jimdo.com/actividades-propias/c%C3%B3mo-no-escribir-reguet%C3%B3n/
      En fin, muchas gracias por vuestros comentarios y la semana que viene, ya veremos el tema a tratar.

      Eliminar
  2. A veces, cuando una los ve perdidos ya adolescentes, y habiéndolos visto pequeñines, cuando se dejaban abrazar y eran amorosos y...una piensa en qué momento se rompieron o los rompimos y cómo fue. De pequeños, todos tiernos, y en el camino... Pensando esto me acordé de aquella preciosa canción de Serrat, " QUERIDA"

    "... Y parece todo tan fácil como extender la mano, y es tan lejano y tan frágil, que estoy tentado a emprender hoy mismo un curso acelerado de transformismo. Esconda las uñas, querida, no soy el enemigo, no es ésa mi intención. Sólo sospecho que es usted quien esconde contra su voluntad algo que me corresponde. Póngale fin a ese disparate, vengo dispuesto a negociar el rescate.
    ¿Le importaría que eche un vistazo por sus intimidades, que me dé un chapuzón entre sus brazos prescindiendo de las formalidades? Avíseme si volviera..."🎶

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenísima elección, como nos tiene ya acostumbrados, por otra parte.

      Eliminar
  3. Y no sé si es la edad o una hemorragia pero me falta magia
    cada vez menos euforia y más nostalgia,
    cada vez más pesar y menos eficacia,
    cada vez menos al bar y más a la farmacia....
    Prefiero ser un apátrida en mi Atlándida perdida
    donde las letras más gélidas me abrigan
    y más que por mis niggas lo hago por mis amigas,
    por no quedarme con la intriga de lo que dirán...

    Es un fenómeno Nach, rappoeta de altura.

    Ricardo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Ricardo por la referencia y por el concepto, rapoeta. Era fácil, ahora que lo has puesto. Pero no lo había visto ni oído nunca.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario