Justificación

-- Año VI. Segunda Época --


Un grupo de profesores, convencidos de la utilidad de la literatura en general, y de la poesía en particular, nos vemos en la necesidad de plantear esta experiencia educativa. Nuestras motivaciones son insólita y radicalmente simples: intentar cambiar, mediante pequeños gestos, el día a día de nuestra labor docente; contribuir a modificar y dignificar el ámbito en el que trabajamos, recurriendo a “un arma poderosa”, como es la poesía, que posee la virtud de potenciar la reflexión y el gusto estético por la palabra, de atenuar la violencia verbal a la que estamos sometidos, de crear un espacio de comunicación distinto; y disfrutar al hacerlo.

EL POEMA DE LA SEMANA nace con la única pretensión de colocar en diferentes lugares de este centro un poema, así como en el entorno virtual de las TIC. La esperanza de los profesores que participamos, es que que nuestro centro se enriquezca con nuevas experiencias, y que lo haga mediante cauces que incentiven día a día nuestro trabajo.

EL POEMA DE LA SEMANA se inicia con la ilusión de que otros compañeros, padres o madres de alumnos, e incluso los propios alumnos participen en esta novedosa actividad. Simplemente leyendo los poemas o incluso (¡qué gran éxito sería para nosotros!) proponiendo poemas para su difusión en este espacio o cualquier otra posibilidad para difundir su existencia. Por tanto, es a la par un lugar de encuentro y un sitio abierto a toda la comunidad educativa del IES Fray Bartolomé de las Casas.

Firmado.

(Los profesores implicados).

jueves, 13 de diciembre de 2012

INTRUSO EN EL UNIVERSO


INTRUSO EN EL UNIVERSO

Me pertenecen los colores de un poema memorable
los ojos de las mujeres que amé.
La eterna bondad de mis amigos
También los boletos usados en el cine
O en el micro
Igual es
Cuando jode el universo
Cuando la melancolía te mata
Y el corazón explota
Pero nada de eso te asegura
Una vida decente
Y menos aún una vida decorosa
Porque el jardín y el huerto
O el parque en que posees tus recuerdos
Hace de ti un simple mortal entre los hombres
O más propiamente
Un intruso entre aquellos que olvidaron
de cuántos nombres se compone el universo.

DATOS DEL POETA: Eduardo Chirinos nació en Lima en 1960. Es autor de los libros de poesía: Cuadernos de Horacio Morell, Lima, 1981; Crónicas de un ocioso, Lima, 1983; Archivo de huellas digitales, Lima, 1985; Naufragio de los días –antología poética 1978-1998-, Sevilla, 1999; y Derrota del otoño, Antología personal, Guadalajara, 2003; entre otros. Como crítico literario ha publicado El techo de la ballena (1991) y bajo el sello del Fondo de Cultura Económica, La morada del silencio, 1998. También ha editado dos volúmenes de poesía peruana: Loco amor, 1991, e Infame turba, 1992-1997; la antología Elogio del refrenamiento de José Watanabe (Sevilla, 2003), y dos libros misceláneos donde conviven la prosa crítica con la crónica y el verso: Epístola a los transeúntes, Lima, 2001 y El fingidor, Lima, 2003. Actualmente reside en Missoula, Estados Unidos, donde se desempeña como profesor de Literatura Hispanoamericana y española en la Universidad de Montana.

COMENTARIO: No podemos olvidar que somos un intruso en el universo y por ello debemos pertrecharnos de palabras, de ojos amantes, de emociones vividas en los cines o en acordes musicales..., de lo que sea. Es la única manera de soportar nuestro lugar en el cosmos o en el mundo. Para todos los que sufren la embestida de esto que osamos llamar vida ("cuando jode el universo" y "el corazón explota"), este poema, que os abrace y os aliente con la sinceridad de los amigos. (Este poema está especialmente dedicado a una amiga que está pasándolo mal).