EL INSTANTE



EL INSTANTE

¿Dónde estarán los siglos, dónde el sueño
de espadas que los tártaros soñaron,
dónde los fuertes muros que allanaron,
dónde el Árbol de Adán y el otro Leño?

El presente está solo. La memoria
erige el tiempo. Sucesión y engaño
es la rutina del reloj. El año
no es menos vano que la vana historia.

Entre el alba y la noche hay un abismo
de agonías, de luces, de cuidados;
el rostro que se mira en los gastados

espejos de la noche no es el mismo.
El hoy fugaz es tenue y es eterno;
otro Cielo no esperes, ni otro Infierno. 


DATOS DEL POETA: Borges, claro.


COMENTARIO: La vida golpea fuerte, porque siempre ha ido en serio. Ahora que muchos de vosotros, en el centro o fuera de él, lo habéis comprobado en vuestras propias carnes, no se me ocurre otra cosa que dedicaros este poema.

Vivir el instante siempre es un buen consejo para afrontar cualquier dificultad. Por eso este soneto redunda en dicha idea. Sin embargo, aunque lo había leído muchas veces, he descubierto un desconcierto que no conocía antes o que se presenta con novedosos matices que pueden dejar al lector indefenso. ¿Qué significa "Entre el alba y la noche hay un abismo / de agonías, de luces, de cuidados"? Ahora mismo no lo sé con certeza, pero muchos de vosotros sí lo sabréis. Lo que sí comprendo es que cada uno debe nombrar ese abismo de agonías, luces y cuidados. Cada uno tendrá el suyo, y cada uno debe tener la osadía, la valentía y la capacidad de nombrarlo. Solo así podremos mirarnos en el espejo y seguir viviendo.

Yo no conozco mejor modo que intentar solucionar los problemas viviéndolos con plenitud. Por muy doloroso que sea lo que nos esté ocurriendo, algo debemos aprender de nosotros mismos. "Otro Cielo no esperes, ni otro Infierno", nos advierte, el gran Borges. No hay otro Cielo, tampoco otro Infierno: aunque parezca que ese instante es eterno, que no hay manera de salir del abismo, la situación es fugaz, reconocer esto parece inviable cuando no se vislumbran salidas, pero hay luz siempre al final del túnel.

No conozco muchas más alternativas para solucionar los problemas que no tengan que ver con el arte, la literatura, la poesía o las palabras. Que este poema sea mi pequeña contribución a paliar el dolor que sentís estos días, yo también siento vuestro dolor como propio.


ACTIVIDADES:
  
  • Utiliza el buscador interno de este blog para descubrir quién es Borges.
  • Explica con tus palabras los siguientes versos: La memoria/ erige el tiempo. Sucesión y engaño / es la rutina del reloj.
  • En el poema se señalan abismos, ¿a qué se refiere el autor con esos abismos? ¿Puedes poner algunos ejemplos?
  • ¿Cómo concibe el autor el tiempo? ¿Estás de acuerdo con él?
  • ¿Está de acuerdo de que siempre hay luz al final del túnel?
  • ¿Crees qué el arte, la literatura, la poesía en este caso, puede ayudar a paliar el dolor de los demás? Razona tu respuesta en una redacción.
  • Por curiosidad y si lo deseas, puedes indicar las reacciones un poco más abajo: divertido / interesante / aburrido. También un comentario a esta entrada, un blog se alimenta de ellos.

Comentarios