Justificación

-- Año VI. Segunda Época --


Un grupo de profesores, convencidos de la utilidad de la literatura en general, y de la poesía en particular, nos vemos en la necesidad de plantear esta experiencia educativa. Nuestras motivaciones son insólita y radicalmente simples: intentar cambiar, mediante pequeños gestos, el día a día de nuestra labor docente; contribuir a modificar y dignificar el ámbito en el que trabajamos, recurriendo a “un arma poderosa”, como es la poesía, que posee la virtud de potenciar la reflexión y el gusto estético por la palabra, de atenuar la violencia verbal a la que estamos sometidos, de crear un espacio de comunicación distinto; y disfrutar al hacerlo.

EL POEMA DE LA SEMANA nace con la única pretensión de colocar en diferentes lugares de este centro un poema, así como en el entorno virtual de las TIC. La esperanza de los profesores que participamos, es que que nuestro centro se enriquezca con nuevas experiencias, y que lo haga mediante cauces que incentiven día a día nuestro trabajo.

EL POEMA DE LA SEMANA se inicia con la ilusión de que otros compañeros, padres o madres de alumnos, e incluso los propios alumnos participen en esta novedosa actividad. Simplemente leyendo los poemas o incluso (¡qué gran éxito sería para nosotros!) proponiendo poemas para su difusión en este espacio o cualquier otra posibilidad para difundir su existencia. Por tanto, es a la par un lugar de encuentro y un sitio abierto a toda la comunidad educativa del IES Fray Bartolomé de las Casas.

Firmado.

(Los profesores implicados).

lunes, 28 de abril de 2014

UN HOMBRE PASA CON UN PAN AL HOMBRO

UN HOMBRE PASA CON UN PAN AL HOMBRO

   Un hombre pasa con un pan al hombro
¿voy a escribir, después, sobre mi doble?

   Otro se sienta, ráscase, extrae un piojo de su axila,
[mátalo
¿Con qué valor hablar del psicoanálisis?

   Otro ha entrado a mi pecho con un palo en la mano
¿Hablar de luego a Sócrates al médico?

   Un cojo pasa dando el brazo a un niño
¿Voy, después, a leer a André Bretón?

   Otro tiembla de frío, tose, escupe sangre
¿Cabrá aludir jamás al Yo profundo?

   Otro busca en el fango huesos, cáscaras
¿Cómo escribir después del infinito?

   Un albañil cae de un techo, muere y ya no
[almuerza   
¿Innovar, luego, el tropo, la metáfora?

   Un comerciante roba un grano en el peso a un 
[cliente
¿Hablar, después, de cuarta dimensión?

   Un banquero falsea su balance
¿Con qué cara llorar en el teatro?

   Un paria duerme con el pie a la espalda
¿Hablar, después, de nadie a Picasso?

   Alguien va en un entierro sollozando
¿Cómo luego ingresar a la Academia?

   Alguien limpia un fusil en su cocina
¿Con qué valor hablar del más allá?

   Alguien pasa contando con sus dedos
¿Cómo hablar del no yo sin dar un grito?

 Poemas Póstumos
En Obras Poética
ALLCA XX/ UNESCO

DATOS DEL POETA: César Vallejo, nació en santiago de Chuco, Perú (1892) y murió en París en 1938. Es acaso una de las figuras de mayor relieve dentro del vanguardismo hispánico. entre sus obras más emblemáticas y citadas como poeta, se encuentran: Los heraldos negros; Trilce; España, aparta de mí este cáliz; Poemas humanos.

COMENTARIO: No lo negaremos, muchas veces nos hacemos las mismas preguntas que César Vallejo como docentes y como lectores: ¿para qué sirve la filosofía, la literatura, la poesía frente a la cruda realidad? Y muchas veces, como el poeta, la pregunta queda sin respuestas. "Otro busca en el fango huesos, cáscaras / ¿Cómo escribir después del infinito?". Mis alumnos lo saben, la razón es incapaz de abarcar y agorar la realidad, la vida; pero defiendo, que el arte, la literatura sí es capaz de abordarla con más garantías de comprenderla. Sin embargo, un poeta como el de hoy, también siembra sus dudas sobre el papel ínfimo de la literatura: "Un albañil cae de un techo, muere y ya no almuerza / ¿Innovar, luego, el tropo, la metáfora?"

No obstante, y pese a todo, seguimos creyendo en esa utilidad de lo inútil que representa este espacio del POEMA DE LA SEMANA. Si alguno de vosotros se ha parado a leer este poema, y ha pensado por un momento en esas realidades que inauguran cada estrofa de este poema, es porque en el fondo coincide con nosotros en intuir que hay una respuesta sincera y positiva a las cuestiones que plantea una y otra vez Vallejo. Probablemente no tengamos una respuesta definitiva y clara al respecto, pero sospechamos que si renunciáramos a la filosofía, a la literatura o a la poesía, esa cruda realidad tampoco aparecería ante nuestros ojos de lectores y de profesores -aunque sea de tristes profesores de filosofía.

lunes, 21 de abril de 2014

CAFETERÍA JUNTO AL INSTITUTO


CAFETERÍA JUNTO AL INSTITUTO

DEFINITIVAMENTE,
a pesar del café con leche y las tostadas,
a pesar de los estudiantes, que devuelven a las mesas
la alegría fluyente de la savia,
a pesar de este sol transfigurado
donde late tu infancia todavía,
el día no será
más que vana ilusión de su comienzo.
Momento en que el futuro se nos niega,
tiene sabor a cena el desayuno
y es humo el cigarrillo antes de encenderlo.
Por más que aguardes, la mañana
no tiende al mediodía. Ninguna plenitud
será más alta que el oscuro sótano
del vino.
Y bajas los primeros escalones.
En los ojos de las muchachas ya bebes tu epitafio,
mientras giran en torno a su mirada
los fantasmas sin nombre de lo que tú no has sido.



DATOS DEL POETA: José Luis Parra nació en Madrid en 1944. Ha colaborado en páginas culturales del diario Las Provincias, de Valencia. Hasta el momento ha publicado cinco libros de poemas, entre ellos: Más lisonjero me vi, Un hacha para el hielo, Del otro lado de la cumbre y Caldo de piedra, al que corresponde este poema.

COMENTARIO: Este poema se enmarca en la iniciativa que nuestro compañero Miguel Andrés está realizando en el centro acerca del problema del alcohol. En este sitio podréis encontrar toda la información al respecto: http://copaxmarcapaginas.blogspot.com.es/. Os recomendamos que leáis los microrrelatos realizados por el alumnado de nuestro centro, porque algunos son verdaderas joyas.

martes, 8 de abril de 2014

MI SOLEDAD TIENE BANDA ANCHA


Si sigo viviendo en este circo, moriré en sus gradas.
La vida no puede ser sólo esto, pero
¿cómo será eso de vivir?
Tristeza, tedio y orden, ésta es mi existencia,
correr sobre una cinta en el gimnasio
mientras un espejo me devuelve mi reflejo.
Vivo saturado de imágenes,
lecturas,
informaciones,
contactos,
mensajes
y estímulos,
pero cuanto más tiempo paso conectado a la red
más solo me encuentro.
Vivo en una reunión permanente de solitarios y excluidos.
Somos el partido de lo virtual.
Mientras nos extendemos
el Capital se extiende gracias a nosotros
y el espacio público se encoje,
se convierte en uno de los lugares del miedo.
Tal vez al otro lado de la pantalla haya otros extraños.
Me gustaría tocarlos.
Me gustaría dejar de tiritar de frío.
Tecleo esto por nosotros y para nosotros.
Me gustaría que hubiera alguien al otro lado,
más allá de la indiferencia, luchando
en la realidad.





DATOS DEL AUTOR: Antonio Orihuela (Moguer, Huelva, 1965) es poeta, ensayista y articulista. Su obra literaria e intelectual, de marcado carácter libertario, participa del movimiento colectivo de la poesía de la conciencia desde su emergencia al principio de la década de los noventa. 

(Fuente: WIKIPEDIA).



COMENTARIO: Orihuela nos ha encontrado en este extremo de la banda ancha, estamos al otro lado, pero muy cerca, porque este espacio está concebido como una resistencia contra la indiferencia. No todo es lo mismo, no todo cae bajo el control del Capital. Por colocar un poema a la semana no nos pagan más, e incluso se ignorará desde las instituciones (en este mismo centro puede pasar incluso desapercibido), pero aún así, es nuestra manera de luchar y, por inclusión de vivir. Esperemos que nuestro poeta de esta semana sienta menos frío con nuestra presencia virtual y así conseguir que el miedo no nos atenace para reivindicar desde el espacio público más espacio público.

martes, 1 de abril de 2014

Sentía vergüenza de mis padres


Sentía vergüenza de mis padres
por tener que explicar su separación
sin poder explicar antes su amor.
Mis padres viven juntos sus primeros años
sin que sus familias lleguen a enterarse.
Todos sus amigos guardan el secreto.
Yo transformo su necesidad de silencio
en un primer amor por las mentiras.

Mis padres buscaron un lugar en la playa
donde poder protegerme de la historia.
Muchos años después volví a esa playa,
cada día una mujer distinta me preguntaba,
¿e ti, de quen es fillo?

Mis padres: Romeo y Julieta.
¿Después de todo quién recuerda
un conflicto entre dos familias
en esta absurda tierra
en esta absurda época?

Madre, creíamos que todos estos años sin él
eran tiempo perdido
y cuando finalmente fui a conocerlo
supe que era tiempo ganado al dolor.

Yo soy hijo de los que se bañaban desnudos
pero nunca perdieron la vergüenza.
Mi declaración de amor fue desnudarme en la calle
y volver a vestirme sin explicar nada más.


DATOS DEL POETA: Pablo Fidalgo Lareo (Vigo, 1984) ha escrito el libro La educación física (Pre-textos, 2010), elegido por El Cultural como uno de los cinco mejores libros de poesía publicados en 2010 en España. En 2012 gana el Premio Injuve de poesía por el libro La retirada. Ha publicado el libro de artista El tiempo de las tragedias absurdas (Fundación Cuña-Casasbellas, 2012). En 2013 publica su tercer libro de poemas Mis padres: Romeo y Julieta (Pre-textos). Sus textos han sido recogidos en varias antologías, y han sido traducidos al portugués, al francés, al polaco, al inglés y al persa.

COMENTARIO: Esta semana, sin comentarios.