Justificación

-- Año VI. Segunda Época --


Un grupo de profesores, convencidos de la utilidad de la literatura en general, y de la poesía en particular, nos vemos en la necesidad de plantear esta experiencia educativa. Nuestras motivaciones son insólita y radicalmente simples: intentar cambiar, mediante pequeños gestos, el día a día de nuestra labor docente; contribuir a modificar y dignificar el ámbito en el que trabajamos, recurriendo a “un arma poderosa”, como es la poesía, que posee la virtud de potenciar la reflexión y el gusto estético por la palabra, de atenuar la violencia verbal a la que estamos sometidos, de crear un espacio de comunicación distinto; y disfrutar al hacerlo.

EL POEMA DE LA SEMANA nace con la única pretensión de colocar en diferentes lugares de este centro un poema, así como en el entorno virtual de las TIC. La esperanza de los profesores que participamos, es que que nuestro centro se enriquezca con nuevas experiencias, y que lo haga mediante cauces que incentiven día a día nuestro trabajo.

EL POEMA DE LA SEMANA se inicia con la ilusión de que otros compañeros, padres o madres de alumnos, e incluso los propios alumnos participen en esta novedosa actividad. Simplemente leyendo los poemas o incluso (¡qué gran éxito sería para nosotros!) proponiendo poemas para su difusión en este espacio o cualquier otra posibilidad para difundir su existencia. Por tanto, es a la par un lugar de encuentro y un sitio abierto a toda la comunidad educativa del IES Fray Bartolomé de las Casas.

Firmado.

(Los profesores implicados).

domingo, 18 de diciembre de 2016

LETRA PEQUEÑA

LETRA PEQUEÑA 

Hay daños que no cubre el seguro
combinado del hogar, lo sé.
Las llamadas perdidas, por ejemplo,
las cartas rotas, la soga de seda,
la noche que hay detrás de los espejos,
esta plaga de cristales en el pecho.
La ablación de mi sed.

Así contraje la enfermedad de los jabones.

Por eso le quise, con todo el hastío.
Contra la vida en vilo
fui hueco en su hueco, frío en la guantera,
materia inmóvil.
Dejé crecer las paredes de esta casa
conmigo dentro.

Pasaron siglos, siglos de reloj.

No abundaré en detalles, señorita.
Sólo diré que he arrancado la puerta de cuajo,
que he tenido la misericordia
de tirar al barro
el azúcar glasé,
que ahora me entra luz en la despensa.
Ya sé, tampoco contempla la póliza
el amor a terceros, el temporal de sol,
el tumulto en las calles ni el motín de la hormiga.

Pero este es un caso de delicadeza mayor.

Y yo sólo llamaba para decirle, amiga,
que me acabo de conceder
a todo riesgo
la incertidumbre de vivir

abierta de par en par. 

DATOS DE LA POETACarmen Camacho (1976, Alcaudete, Jaén). Actualmente reside en Sevilla, donde desarrolla multitud de interesantes iniciativas. Entre ellas destacamos espectáculos de Poesía Escénica y Spoken Word, con grupos como Pony Bravo, por ejemplo. También, junto al cantaor Juan Murube y la bailarina Raquel López Lobato, ha creado la compañía La Bella Aorta, que en la actualidad desarrolla en teatros y escenarios el espectáculo Toma de Tierra, que aúna palabra, cante flamenco y danza contemporánea. Forma parte del equipo de expertos del Programa de Creatividad Literaria de la Consejería de Educación (Programa en el que participa nuestro centro, para más info, aquí) y del panel de escritores de la escuela de escritura creativa Fuentetaja. Durante unos años difundió la poesía en Canal Sur Radio, en El Público de Jesús Vigorra, con una sección denominada Poesía lo serás tú, que le ha servido de título a algunos de los diversos cursos que imparte sobre poesía y creatividad literaria.
Entre los reconocimientos a su trabajo cuenta con el Premio Iberoamericano Fernando Quiñones de Poesía 2011, el premio La Voz + Joven, 1er el Poetry Slam de la LILEC y el 2º Premio Internacional de Poesía Pilar PazPasamar. Aparece en múltiples antologías y entre sus obras, destacamos: Zona franca (2016), Vuelo domético (2014), Campo de Fuerza (2012), La Mujer del Tiempo (2011),  Minimás (2008 -1ª edición- y 2009 -2ª edición-), 777 (2007) y Arrojada (2007). 

Mantiene el siguiente blog: http://carmencamacho.net/ y también podéis encontrarla en redes sociales como twitter y facebook.

COMENTARIO
Hay poemas que no son lo que parecen. Poemas que tienen su origen en un detalle simple, insignificante, pero que para la mirada del poeta es un hallazgo único, una oportunidad de oro. Así ocurre en Letra Pequeña. Camacho nos abre la puerta de lo que oculta esa expresión cotidiana y explora para los lectores sus posibilidades más profundas, rastreando la verdad de lo que no cubre ese contrato leonino de las agencias de seguros del hogar, por ejemplo. Y como nos temíamos, el seguro de la protagonista del poema no cubre lo que verdaderamente importa. ¿Qué interesa más el cristal de una mesa o esas llamadas perdidas que nunca recibimos, que nunca nos atrevimos a realizar?, ¿qué valor puede restituirse cuando tenemos una plaga de cristales en el pecho? Ningún seguro hay que cubra la noche que hay detrás de los espejos.
Y es que la poeta nos narra una historia de amor insoportable. Ignoramos la pareja que provoca tal desastre en el hogar, pero deducimos primero que hay otra persona (por eso le quise con todo el hastío) e intuimos después que la vida con ella era un error: fui hueco en su hueco, frío en la guantera. Para mí las imágenes más duras y lacerantes aparecen a continuación: Dejé crecer las paredes de esta casa/conmigo dentro. Pero Carmen Camacho no nos abandona en ese momento y continúa con su historia. Una historia de superación, de libertad, de valentía frente a la desesperación.  Un grito que debe ser el de todas las mujeres ante lo que empequeñece su vida, ante aquello que quiere ningunear su existencia. Porque ella lo tiene claro, solo diré que arranque la puerta de cuajo, con todo lo que ello supone.
Hay que hacerlo, para que entre luz en la despensa. Hay que arriesgarse y romper con los contratos abusivos que nos impone el otro en nombre del amor, pero también la sociedad, los acomodaticios, los que quieren imponer el miedo para después vendernos el humo de la seguridad con una excesiva póliza que, a la hora de la verdad, nada cubre. Por eso es mejor vivir abierta de par en par la incertidumbre de vivir.
Quiero imaginar por último la cara de la persona que nos atiende detrás de ese teléfono cuando llamamos para solicitar las ayudas de los seguros. Me parecería increíble que esta conversación fuera real, yo la veo plausible y encajaría en el modo que tiene esta autora de entender la poesía y la creación. Este poema tiene matices para convertirse en una acción poética o al menos, en una actividad de Creatividad Literaria.


Nota: Sirva este poema de una autora andaluza
como contribución 
al DÍA DE LA LECTURA EN ANDALUCÍA, 
que fue el pasado día 16 de diciembre.


ACTIVIDADES:
  • Establece al menos tres daños que no cubra ningún seguro, al estilo de los que cita Carmen Camacho.
  • Explica qué pueden significar las siguientes expresiones o versos: soga de seda; La ablación de mi sed; Así contraje la enfermedad de los jabones.
  • Visita la página de Carmen Camacho, o su perfil de facebook o twitter y déjale un mensaje comentando algo de este poema o de cualquier otra cosa que te parezca relevante de ella o su trabajo.
  • En este enlace aparece un reportaje sobre ZONA FRANCA. Elige el aforismo que más te haya gustado. ¿Cómo explicarías qué son los aforismos? Intenta hacer algunos aforismos o algunos parapensares como los de Miguel Agudo.
  • También ha colaborado con Pony Bravo, busca alguna canción de este grupo sevillano. ¿Te parece oportuna e interesante la relación entre la poesía y este tipo de música? Demos la vuelta a este tipo de colaboraciones: busca una canción que pueda leerse como un poema.
  • Acerca del DÍA DE LA LECTURA EN ANDALUCÍA. Busca información sobre esta efeméride. ¿Cuál es el origen de dicha celebración? En este enlace está la Alocución Ciudadana de este año, a cargo de Manuel Francisco Reina. Busca información relevante sobre este autor. ¿Qué te parece lo que cuenta en LEE Y SERÁS?, ¿crees que tiene razón en lo que describe? Razona tu respuesta.
  • Por curiosidad y por si lo deseas, puedes indicar las reacciones a esta entrada un poco más abajo, marcando: divertido / interesante / aburrido
  • También puedes subir un comentario, un blog se alimenta de ellos.

domingo, 11 de diciembre de 2016

LA FRANQUICIADA DE LA IRA

LA FRANQUICIADA DE LA IRA

yo el estimado cliente
la distinguida señora
la señora doña
la receptora de afectuosos saludos
de los abrazos
de los felices años
de las felices fiestas
de las condecoraciones
y de los accésits
estoy cansada de los gestos blancos como las marcas
de las opiniones neutras
de los saludos tibios
estoy cansada de que abismo
sea una plácida tiniebla con pedagogía
muerte al pedagogo y al psicólogo
muerte al sociólogo y al payaso sin fronteras
cansada de la tierna tinta sobre el mundo
quiero situarme frente a frente
levantar las manos hartas de lo supuesto
reventar el instante de toda dinámica tranquilizadora
darle photoshop a la memoria
vectorizar mi miedo en dos líneas solo
inventar luego su textura
y drogarme con la idea de la guerra abierta
de ser infeliz a todas horas
que os den por el culo miserables
porque la estimada la distinguida la señoradoña
piensa clama y ruge
no me daréis más tranquimazin para la calma
os lo digo para que podáis entenderlo
soy una franquiciada de la ira
porque sé que el estrés es la esquina
donde partís nuestra espalda nueva
nos llenáis de cadenas de alimentos de moda
nos llenáis de cadenas
pero a todos en nuestro diagnóstico soledad

nos duele el alma a la altura de su vacío


DATOS DE LA POETA: María Eloy-García (Málaga, 1.972). Licenciada en Geografía e Historia. Ha participado en revistas como Litoral, El maquinista de la generación, Laberinto, Nayagua, Zurgai, Fósforo (edición digital). Coordinadora de la colección de poesía Puerta del mar, CEDMA (Diputación de Málaga). Entre sus obras destacamos: Diseños experimentales (Monosabio, Málaga, 1997); Metafísica del trapo (ed. Torremozas, Madrid, 2001); Cuánto dura cuánto (El Gaviero, Almería 2010). Y ha aparecido en antologías muy interesantes como: Feroces. Radicales, marginales y heterodoxos en la última poesía española (ed. DVD, Barcelona, 1998). Mujeres de carne y verso. Antología de poesía femenina en lengua española (S.XX, ed. La esfera literaria. Madrid 2001). Antología joven 33 de Radio 3, (Calamar ediciones, Madrid, 2004). 23 Pandoras Poesía alternativa española, (ed. Baile del Sol, Tenerife, Islas Canarias, 2009).
Es activa en las redes sociales como twitter y facebook y en este blog podéis encontrar muchos  textos suyos: http://mariaeloy.blogspot.com.es/ Aunque ignoro el ritmo de las actualizaciones de dicho sitio. 


COMENTARIO: No resulta fácil leer ni escuchar a la nueva poesía, aunque ya llevan algo más de una décadas con nosotros jóvenes o renovadores poetas como María Eloy-García, Elena Medel, María Salgado, Carmen Camacho, Ana Pérez Cañamares, Sofía Castañón, Inma Luna, por nombrar solo a pandoras actuales. El uso de un lenguaje mestizo, entre lo vulgar (“que os den por culo miserables”) y lo estrictamente poético (“cansada de la tierna tinta sobre el mundo”, “vectorizar mi miedo en dos líneas solo/ inventar luego su textura”) crea desconcierto y dudas respecto a la calidad de esta forma de entender la poesía. Sin embargo, este tipo de lenguaje, esta apuesta poética que bebe de las vanguardias y que se nutre de muchas perspectivas (ciencia, filosofía, religión, medicina, arte…), nos es mucho más familiar que otro tipo de poemas que ya no nos dicen nada, porque no son de nuestro presente.
Y es que tampoco resulta fácil escuchar verdades como puños y menos escritos en versos como los de arriba.  Este poema es un puñetazo por lo anterior y porque lo que describe nos aterra. ¿Cuántos de nosotros no vivimos entre “gestos blancos como las marcas”? ¿A cuántas personas saludáis con tibieza, sin apretar las manos, sin sangre, porque tal vez no aportan nada a nuestra existencia, pero las saludamos irremediablemente? ¿Cuántas de nuestras conversaciones no son más que “opiniones neutras” que dejan al margen lo que pensamos, lo que sentimos, lo que somos o lo que querríamos ser o al menos anhelamos? Resulta paradójico que para la malagueña, dejar ese modo de actuar sin sentido, no nos lleva a un mundo perfecto, ideal. Nuestra poeta ha reflexionado profundamente en las consecuencias de su postura y no nos consuela con discursos ramplones y de confeti acerca de cambiar de vida bajo la promesa de la felicidad. Todo lo contrario, afirma explícitamente, aunque de pasada, en unos versos durísimos:  “y drogarme con la idea de la guerra abierta/ de ser infeliz a todas horas” (he de decir que, para un @tristeprofesor como yo esta idea confirma mi posicionamiento vital más aún: el discurso de huir del mundo plano que nos rodea no supone vivir en un mundo de color de rosas, ni  mucho menos, la infelicidad persiste, pero sin engaños ajenos…).
El poema, por lo tanto, es un puñetazo y un grito de alguien que se posiciona “frente a frente” para cuestionar lo supuesto, lo establecido, la cotidianidad gris en la que vivimos, una “señoradoña” que “piensa clama y ruge”. Y lo hace frente a un sistema alienante que en cadena, sin tapujos,  nos deja muy solos. El final del poema tiene una fuerza espectacular, el puñetazo duele porque va a la mejilla más débil de la conciencia y creo, sinceramente, que nos hace responsables de lo que nos ocurre, como no podía ser de otra manera. En fin, el último verso, de una belleza lírica indudable, merece grabarse en la memoria para siempre: nos duele el alma a la altura de su vacío. 

Gracias María Eloy-García por el poema-puñetazo ahora que llega la época del año más engañosa y más necesitamos a franquiciadas, como esa señora que también me cae ya, para soportarla.

ACTIVIDADES:
  • Después de leer el poema, los datos de su vida y el comentario: ¿cómo te imaginas la personalidad de María Eloy-García? Investiga antes de contestar en las antologías que se nombran en el apartado de Datos de la poeta.
  • Si tuvieras que recomendar este poema, ¿a quién lo harías? Piensa al menos en dos posibilidades distintas y justifica cada elección.
  • ¿Estás de acuerdo que romper con el mundo que le rodea como hace la franquiciada de la ira no tiene que conducir necesariamente a la felicidad? En el caso de que hacerlo no nos conduzca a la felicidad, ¿cuáles son las razones para intentarlo aún así?
  • ¿Qué otras franquicias se te ocurren? Explica la necesidad de su existencia.
  • En el poema y en el comentario hay una crítica al mundo del consumismo e incluso se habla de las "marcas" en algún momento. ¿Sabes qué son los logotrips de Cristian Porres? Mira esto e intenta hacer uno como los de este artista visual (puedes ver algunos inventados por alumnos aquí).
  • Por curiosidad y por si lo deseas, puedes indicar las reacciones a esta entrada un poco más abajo, marcando: divertido / interesante / aburrido 

  • También puedes subir un comentario, un blog se alimenta de ellos.

domingo, 4 de diciembre de 2016

EXPRESO

EXPRESO

Tal vez, de madrugada, algún viajero,
contemplando la triste asimetría
de la ciudad partida en dos por ese
terraplén elevado sobre el que se desliza

su tren, o meditando
a la luz de las lámparas veladas
de los compartimentos, repare en mi ventana
encendida. Tal vez incluso advierta

mi sombra recortándose
tras los cristales. Poco ha de durar
este espacio común de noche entre nosotros:

el viajero recuerda extrarradios hostiles
en la oscuridad; yo, trenes que pasan
de largo a intervalos regulares.

DATOS DEL POETA: José Manuel Benítez Ariza (Cádiz, 1963), es novelista, traductor, ensayista, poeta y colaborador habitual en prensa escrita .Su obra poética incluye, entre otro, Expreso y otros poemas (1988), Malos pensamientos (1994), Los extraños (1998). En mi biblioteca particular tengo Casa en construcción (Renacimiento, 2007), por eso creo que puede que no sea la primera vez que aparece en nuestro blog. Con posterioridad a esta antología ha publicado Diario de Benaocaz (2010) y Panorama y perfil (Libros Canto y Cuento, 2014). 



Mantiene el siguiente blog: 



COMENTARIO: El tren y todo el universo simbólico que contiene ha sido un gran recurso para el arte y la literatura, sobre todo para las vanguardias. Desde su inicio ha causado fascinación entre los artistas y poetas, ya sea para rendirle pleitesía, como para denostarlo como emblema de lo peor del progreso humano: la velocidad sin sentido, la contaminación y la devastación del paisaje, cuando no la propia muerte, se ajustan con nitidez entre la locomotora y el vagón de cola. 
Desde luego, lo que nadie pone en duda es su carácter paradigmático. Un barco, un avión o el tren invitan a pensar sobre la propia vida, que es un camino, un trayecto irreversible entre un punto de partida y un destino conocido, pero inquietante siempre. Supongo que estas son algunas de las razones por las que estos inventos humanos tienen tanta atracción sobre nosotros, seamos lectores o no. Es imposible ver un avión o un ferrocarril y no dedicarle un pensamiento mínimo. Y aquí, claro, el abanico de posibilidades se abre para la reflexión. Por ejemplo, como hace el poeta gaditano en el poema de esta semana. 
En el caso de la composición de este poema, la reflexión a que nos invita el poeta nos parece muy inteligente. Miramos y no podemos olvidar que nos miran. Cuando lo hacemos e intentamos inevitablemente ponernos en el lugar del otro, no dejamos de ponernos, aunque resulte paradójico, frente a un espejo. ¿Qué mira el poeta?, ¿qué mira el supuesto viajero? Básicamente lo mismo. Aunque el viajero improbable localice incluso una sombra recortándose tras los cristales, y esa sombra, el poeta, intuya otra persona, ambos comparten un espacio común. Creemos que ese espacio común no es físico en este caso. Más bien nos parece un modo de afrontar la propia existencia. Ambos personajes están envueltos en la melancolía atmosférica que el poema ha creado en torno a la imagen que describe. Y por ello, de distinta manera, desde distintas perspectivas, se describe el mismo paisaje exterior/interior: el viajero recuerda extrarradios hostiles/en la oscuridad; nuestro poeta, trenes que pasan/ de largo a intervalos regulares. Sin embargo, bajo nuestra interpretación, la experiencia vital de los dos resulta idéntica. 
Hay un halo de tristeza común, una conciencia de vivir en un mundo que no aporta gran cosa. No hay experiencias inolvidables en ninguno, aunque uno parezca ir en pos de su destino y otro observe desde lejos lo que pudo haber sido. La clave de esta coincidencia, creemos, la da el tono del poema. Este es el hallazgo del poeta, no la reflexión que nos ofrece, con la que podemos estar de acuerdo o no, sino el gusto amargo que nos deja en la retina tras su lectura. Un poema inolvidable, como ese efímero paisaje en movimiento que describe un tren en marcha y que siempre se nos escapa, como la propia vida, como un breve recuerdo tras una ventana de un piso o tras la ventanilla de un tren que no nos lleva a ninguna parte.

ACTIVIDADES:

  • Visita el blog del poeta. Elige una entrada que contenga un poema u otro tipo de texto y explica tu elección.
  • Imagina, partiendo del poema, el tipo de vida que lleva el poeta o el supuesto viajero. Imagina un encuentro casual entre ambos.
  • Busca en este mismo blog (arriba a la izquierda o en la columna de las etiquetas de la derecha), bajo la etiqueta "viaje" otros poemas sobre este asunto. ¿Cuál de esos poemas es más distinto al de esta semana? 
  • Busca los siguientes referentes artísticos:  Simplon-Orient Expres (1950), de Jack Birns; El tren de las letras (2015), de Fernando Vicente; Estación de Perpignan, de Salvador Dalí; Futuro, no, presente, no, futuro, de Ángel Mateo Charris; El tiempo paralizado (1938), de René Magritte; Casa junto a la vía del tren (1925), de Edward Hopper. ¿Cuál de ellos te parece más acertado para ilustrar el poema de Benítez Ariza? Argumenta tu elección.
  • En el blog del autor, en la zona de LA TRILOGÍA, podrás encontrar la banda sonora de una de sus novelas. Infórmate sobre la novela en algunos de los artículos que aparecen reseñando la misma. A continuación, elige algunos de los temas musicales, ¿puedes establecer alguna relación a priori sobre la relación entre esa novela y las canciones?
  • En esa misma entrada, el autor mantiene lo siguiente: "Lo ideal sería que, como las buenas bandas sonoras de las películas, pasaran desapercibidas. Son eso: música de fondo. Lo importante es la vida que sucede mientras tanto". ¿Estás de acuerdo con él? Si tuvieras que elegir la banda sonora de tu vida: ¿cuál o cuáles serían los temas que la acompañarían?
  • Intenta realizar la siguiente actividad basada en un poema visual de Antonio MonterrosoDESCUBRE TU ÍTACA
  • Por curiosidad y por si lo deseas, puedes indicar las reacciones a esta entrada un poco más abajo, marcando: divertido / interesante / aburrido
     
  • También puedes subir un comentario, un blog se alimenta de ellos.