LOS JUSTOS


LOS JUSTOS



Un hombre que cultiva su jardín, como quería Voltaire.

El que agradece que en la tierra haya música.

El que descubre con placer una etimología.

Dos empleados que en un café del Sur juegan un silencioso ajedrez.

El ceramista que premedita un color y una forma.

El tipógrafo que compone bien esta página, que tal vez no le agrada.

Una mujer y un hombre que leen los tercetos finales de cierto canto.

El que acaricia a un animal dormido.

El que justifica o quiere justificar un mal que le han hecho.

El que agradece que en la tierra haya Stevenson.

El que prefiere que los otros tengan razón.

Esas personas, que se ignoran, están salvando el mundo.

DATOS DEL POETA: J.L. Borges, de nuevo en este blog.

COMENTARIO: ¿Qué necesitamos para vivir? Un jardín, la música, el ajedrez, los libros de Stevenson. El arte y la creatividad. Y la decisión de hacer siempre lo que consideramos un deber, nos guste o no. Incluso aunque parezca al resto que nos dedicamos a naderías (¿será una de ella mantener este blog sin ninguna pretensión, salvo hacerlo cada semana?), hacerlo como si fuera lo más importante del mundo. Pero también la empatía, la capacidad de ponerse en la piel de los demás, aunque nos hagan daño. Saber que no tenemos la razón siempre, que nos equivocamos y debemos reconocer nuestros errores, hasta el punto de darle la razón a los otros (mi abuelo terminaba siempre las disputas o discusiones con un rotundo "ganaste"). Para vivir necesitamos desarrollar la ternura, un valor que tiene mucho de generosidad cuando se hace desde una posición de ventaja como el que se describe en el poema.
Leer a Borges siempre produce una satisfactoria inquietud. Te deja en los labios un sabor intenso que no oculta el signo de interrogación que lo acompaña en la mente. Hay en su poesía, y este poema es un claro ejemplo, una clarividencia sorprendente. El lector no puede sino asentir en cada uno de los versos. Porque además, cada verso es una sentencia, una lección ética que nace desde la amplia sabiduría que caracteriza la literatura del argentino.
En estos días que hemos descubierto a héroes cotidianos, que se enfrentan a la sinrazón a costa de su propia vida, tal vez deberíamos leer más a Borges. Así estaríamos más cerca de salvar el mundo, porque el mundo parece que va hacia su ruina moral y necesitamos lecturas que nos den fuerza, nos reconforten y nos muestren el modo de parar las injusticias. Seguro que entre los lectores de este blog hay muchos que conocen a personas como las que nos presenta Borges en cada uno de los versos. Y si no es así, no pierdan más tiempo leyendo esta entrada: busquen, porque necesitamos a los justos más que nunca, aunque vayan en patinetes.

ACTIVIDADES:
  • Probablemente el jardín del primer verso sea de CÁNDIDO. Busca información sobre esta obra, ¿qué defiende Voltaire en dicha obra?, ¿qué te parece su postura?
  • Es imposible saber qué tercetos leen esa pareja, pero conociendo al poeta bien podrían ser de la Divina Comedia, de Dante. Busca información sobre esta obra e intenta localizar esos versos. ¿Qué tienen de especial esos tercetos finales?
  • Seguro que sabes quién es Joaquín Echeverría, que se enfrentó a los terroristas con un monopatín para tratar de ayudar a una mujer que estaba siendo apuñalada en el Borough Market, en Londres y que finalmente falleció. Intenta escribir un verso que cupiera en el poema de Borges y que tenga su ejemplo como referencia.
  • Cuando uno tiene un deber que cumplir, le guste o no, ¿tiene que hacerlo siempre? Razona tu respuesta.
  • ¿Para qué es necesaria la ternura?
  • ¿Crees que la poesía o la literatura puede servir para algo frente al terrorismo? Razona tu respuesta.
  • Por curiosidad y por si lo deseas, puedes indicar las reacciones a esta entrada un poco más abajo, marcando: divertido/ interesante/ aburrido
  • También puedes subir un comentario, un blog se alimenta de ellos.

Comentarios

  1. Enhorabuena! Muy interesante la entrada. Muy oportuno el poema de Bordes. Bravo por los justos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario. Si pones en el buscador Bourges, o lo buscas por las etiquetaa , podrás leer otros poemas suyos. Un saludo.

      Eliminar
  2. Qué bueno! Los justos son muchos. No habría que buscar mucho. Quizás lo que haga falta sea meter ruido en esa búsqueda para dar con ellos. DUERMEN.
    Gracias por sus domingos compartidos de alguna manera.
    Ni el mismísimo Borges es capaz de imaginar ningún poema con el volumen necesario para interrumpir el ya insoportable sueño de los justos.
    Saludos desde Algeciras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues que despierten. Porque de lo contrario están muertos y eso no lo podemos permitir.
      Mis domingos son vuestros, que lo soportáis. Aunque en vacaciones OS dejo descansar.

      Eliminar
  3. Por cierto, cómo no acordarse del señor Cayo de Delibes!! Hace muy poquito el gran Paco Rabal nos lo coló en casa.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estuvimos conectados entonces. Esta vez tuvieron criterio en La2...

      Eliminar
  4. Por cierto, cómo no acordarse del señor Cayo de Delibes!! Hace muy poquito el gran Paco Rabal nos lo coló en casa.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Ja. Al final, con mi error nos juntamos con un par de ellos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario