DESPUÉS

Y ahora se inicia
la pequeña vida
del sobreviviente de la catástrofe del amor:

Hola, perros pequeños,
hola, vagabundos,
hola, autobuses y transeúntes.

Soy una niña de pecho
acabo de nacer
del terrible parto del amor.

Ya no amo.

Ahora puedo ejercer en el mundo
inscribirme en él
soy una pieza más del engranaje.

Ya no estoy loca.



Datos de la poetisa:
Cristina Peri Rossi (1941) nació en Montevideo, Uruguay. Poeta, narradora y ensayista. Su primera colección poética constituyó un pequeño escándalo por su erotismo y sus transgresiones sexuales. En 1972, tras el golpe militar uruguayo, tuvo que exiliarse en Europa, donde reside desde entonces. Nacionalizada española en 1975, mantiene la nacionalidad uruguaya.
Entre sus obras se cuentan los libros de cuentos Viviendo, Los museos abandonados, Indicios pánicos, La tarde del dinosaurio; las novelas El libro de mis primos, La nave de los locos, Solitario de amor, La última noche de Dostoievski y El amor es una droga dura y los libros de poesía  Descripción de un naufragio, Diáspora, Lingüística general, Europa después de la lluvia, Babel bárbara, Otra vez Eros, Aquella noche, Inmovilidad de los barcos, entre otros. Ha sido la primera mujer que ha ganado el PREMIO LOEWE de poesía de la Editorial Visor.

Comentario
Un poema de amor o desamor, mejor dicho. Un poema a la contra, para mostrarnos, sin embargo, la esencia del amor. Y ¿qué es el amor para Cristina Peri Rossi? Estar fuera del mundo ("ahora puedo ejercer en el mundo/ inscribirme en él"), negar la fealdad, la tristeza ("hola perros pequeños,/ hola vagabundos"), la monotonía de la vida cotidiana ("hola, autobuses y transeúntes"). Y ¿cuáles son sus consecuencias? Tener que empezar de cero a recomponerlo todo, aprender a vivir de nuevo, abrazar la cordura y abandonar la locura del enamoramiento. 
Gran acierto del poema esta manera de describir el desamor o lo que es lo mismo: el amor.

Comentarios