Reglas de juego para los hombres que quieran amar a mujeres


I
El hombre que me ame
deberá saber descorrer las cortinas de la piel,
encontrar la profundidad de mis ojos
y conocer lo que anida en mí,
la golondrina transparente de la ternura.

II
El hombre que me ame
no querrá poseerme como una mercancía,
ni exhibirme como un trofeo de caza,
sabrá estar a mi lado
con el mismo amor
con que yo estaré al lado suyo.

III
El amor del hombre que me ame
será fuerte como los árboles de ceibo,
protector y seguro como ellos,
limpio como una mañana de diciembre.

IV
El hombre que me ame
no dudará de mi sonrisa
ni temerá la abundancia de mi pelo,
respetará la tristeza, el silencio
y con caricias tocará mi vientre como guitarra
para que brote música y alegría
desde el fondo de mi cuerpo.

V
El hombre que me ame
podrá encontrar en mí
la hamaca donde descansar
el pesado fardo de sus preocupaciones,
la amiga con quien compartir sus íntimos secretos,
el lago donde flotar
sin miedo de que el ancla del compromiso
le impida volar cuando se le ocurra ser pájaro.

VI
El hombre que me ame
hará poesía con su vida,
construyendo cada día
con la mirada puesta en el futuro.


VII
Por sobre todas las cosas,


el hombre que me ame


deberá amar al pueblo


no como una abstracta palabra


sacada de la manga,


sino como algo real, concreto,


ante quien rendir homenaje con acciones


y dar la vida si es necesario.

 

VIII
El hombre que me ame


reconocerá mi rostro en la trinchera


rodilla en tierra me amará


mientras los dos disparamos juntos


contra el enemigo.

 

IX
El amor de mi hombre


no conocerá el miedo a la entrega,


ni temerá descubrirse ante la magia del enamoramiento


en una plaza llena de multitudes.


Podrá gritar -te quiero-


o hacer rótulos en lo alto de los edificios


proclamando su derecho a sentir


el más hermoso y humano de los sentimientos.

 

X
 

El amor de mi hombre

no le huirá a las cocinas,


ni a los pañales del hijo,


será como un viento fresco


llevándose entre nubes de sueño y de pasado,


las debilidades que, por siglos, nos mantuvieron separados


como seres de distinta estatura.

 

XI
 

El amor de mi hombre

no querrá rotularme y etiquetarme,


me dará aire, espacio,


alimento para crecer y ser mejor,


como una Revolución


que hace de cada día


el comienzo de una nueva victoria.
 


DATOS DEL AUTOR

Gioconda Bello, nacida el nueve de diciembre de 1948 en Managua, Nicaragua. Su obra incluye poesía, novela, una memoria y un cuento para niños y se ha traducido a más de 14 idiomas.
Su primer libro Sobre la Grama (1972) ganó el premio de poesía de la Universidad Nacional de Nicaragua. Entre 1982 y 1987 publicó tres libros de poesía: Truenos y Arco Iris, Amor Insurrecto y De la costilla de Eva.Ha recibido diversos reconocimientos por su prolífera obra literaria destacándose la condecoración en el grado de Caballero, de la Orden de las Artes y Letras del pueblo de Francia otorgado en 2013. Además es miembro de la Academia Nicaragüense de la Lengua.
Escribe para diversos periódicos nacionales e internacionales y tiene un blog en el diario The Guardian de Londres.
Es madre de tres hijas y un hijo, y reside en Managua.


COMENTARIO

Tomando el relevo del poema de la semana pasas me puse manos a la obra para realizar una de las actividades propuestas en él: buscar un poema contra la  violencia de género y explicar mi elección. Y mi elección es este poema porque recoge muchas de esas “cosas románticas” que gustan en las relaciones, porque marca “las reglas del juego”. 
 
Porque el amor tiene sus reglas o debería tenerlas, porque no todo vale. Me gustaría que estas reglas no fueran solo “palabras bonitas”, que se convirtieran en hechos reales, ya sabéis..” las palabras se las lleva el viento”… 
 
Y fijaos que hablo de relaciones, entre dos personas, heterosexuales u homosexuales, porque aunque este día toma como referente la violencia de género entendida como de un hombre hacia una mujer estoy totalmente de acuerdo con que la violencia de género puede darse en sentido contrario, es decir, de una mujer hacia un hombre (como muchos de vosotros habéis manifestado en estos días). Así que os dejo una tarea: seas chico o chica trata a tu pareja con amor, pero con amor del bueno, del que acaricia y no daña, porque si daña, no es amor.
 
ACTIVIDADES
  • ¿Crees que el amor debe tener reglas?. Justifica tu respuesta.
  • ¿Qué reglas impondrías en tu relación de pareja?
  • Como has podido leer, Gioconda Belli tiene un blog. Localiza su blog en la red y selecciona algún artículo que te llama la atención. Haz un breve resumen y justifica tu respuesta.
  • Este año la Consejería de Igualdad y políticas sociales ha promovido una campaña denominada “El amor no se mide”. Busca el eslogan de esa campaña y comparte en redes sociales #ElAmorNoSeMide si estás a favor de las relaciones igualitarias.
  • Os propongo visitar la página web: Adolescentes sin violencia de género. En ella podréis encontrar multitud de información práctica e incluso apps que podéis descargaros y que pueden ayudaros a identificar relaciones tóxicas.

    (Nota: Poema elegido por Maribel Campos, Departamento de Orientación).

Comentarios