Justificación

-- Año VI. Segunda Época --


Un grupo de profesores, convencidos de la utilidad de la literatura en general, y de la poesía en particular, nos vemos en la necesidad de plantear esta experiencia educativa. Nuestras motivaciones son insólita y radicalmente simples: intentar cambiar, mediante pequeños gestos, el día a día de nuestra labor docente; contribuir a modificar y dignificar el ámbito en el que trabajamos, recurriendo a “un arma poderosa”, como es la poesía, que posee la virtud de potenciar la reflexión y el gusto estético por la palabra, de atenuar la violencia verbal a la que estamos sometidos, de crear un espacio de comunicación distinto; y disfrutar al hacerlo.

EL POEMA DE LA SEMANA nace con la única pretensión de colocar en diferentes lugares de este centro un poema, así como en el entorno virtual de las TIC. La esperanza de los profesores que participamos, es que que nuestro centro se enriquezca con nuevas experiencias, y que lo haga mediante cauces que incentiven día a día nuestro trabajo.

EL POEMA DE LA SEMANA se inicia con la ilusión de que otros compañeros, padres o madres de alumnos, e incluso los propios alumnos participen en esta novedosa actividad. Simplemente leyendo los poemas o incluso (¡qué gran éxito sería para nosotros!) proponiendo poemas para su difusión en este espacio o cualquier otra posibilidad para difundir su existencia. Por tanto, es a la par un lugar de encuentro y un sitio abierto a toda la comunidad educativa del IES Fray Bartolomé de las Casas.

Firmado.

(Los profesores implicados).

domingo, 25 de septiembre de 2016

HOMO HOMINI LUPUS

HOMO HOMINI LUPUS

                                                                                              a la memoria de Paul Naschy


No venimos del mono. Lo siento, señor Darwin.
Somos lobos sin pelo que andamos por el mundo
en posición erguida, pero con esos ojos
crueles e inyectados en sangre y esas fauces
repletas de cuchillos con que los ojos viajan
por el bosque del caos, paidófilos y arteros.
En nuestro más añejo depósito de mitos
vive, junto al vampiro, el peludo hombre lobo.
De la misma manera que Hyde domina a Jekill,
la bestia que se agita en las oscuridades
de nuestro yo termina por imponerse al ángel
que fuimos no sé cuándo (o que no fuimos nunca),
y, aunque nos disfracemos de tiernos corderillos
o de dulces abuelas por puro pasatiempo,
somos, allá en el fondo, lobos depredadores
que aúllan a la Luna en la terrible noche
de la razón, allí dónde habitan los monstruos
y tienen su refugio las negras pesadillas.
Hobbes lo tuvo muy claro, y uno, que es un fanático
del cine de licántropos, lo ratifica ahora:
homo homini lupus



DATOS DEL AUTOR. Luis Alberto de Cuenca no es la primera vez que aparece en este blog (por ejemplo, en las entradas: Insomnio, Línea Clara), así que para no repetir sus datos, os remitimos a ellas. Solamente añadimos que en 2015 ganó el Premio Nacional de Poesía por su obra Cuaderno de Vacaciones (Visor).


COMENTARIO: Luis Alberto de Cuenca nos introduce desde el título en uno de los tópicos literarios más conocidos de las expresiones latinas. Dicha expresión se ha convertido asimismo en uno de los temas más transitados de la filosofía moderna acerca de la naturaleza humana: ¿es el hombre bueno o malo por naturaleza? La referencia a Hobbes y a su Leviatán era inevitable, por tanto, la posición del poeta está clara: somos, allá en el fondo, lobos depredadores. Sorprende, no obstante, que esto valga también para las dulces abuelas, ¿esos seres entrañables también esconden en el fondo tanta maldad y oscuridad como cualquier bestia en la oscuridad...? La respuesta parece ser afirmativa, como lo es para cualquier tierno corderillo. 
No obstante, la sorpresa se hace más aguda cuando se cita a la Luna en relación con la terrible noche de la razón. Esa mayúscula no es la luna de todos los días, es un arquetipo, funciona como un concepto abstracto y general al que se aúlla, porque parecería que el lobo que llevamos dentro no comprende, bajo su instinto, bajo las pulsiones que lo arrastran, cómo puede existir un mundo dominado por la razón. Es inalcanzable, pero es un deseo o una posibilidad de salir de la presunta maldad que nos define. 
Al menos, esta es mi posición al respecto. Podemos seguir recordando la posición de Hobbes. Pero si acudimos al origen de la expresión en Plauto, en Asinaria, se afirma lo siguiente:
    Lupis est homo homini, non homo, quom qualis sit non novit
Es decir: 
  Lobo es el hombre para el lobo, y no el hombre, cuando desconoce quien es el otro.

Por lo tanto, si nos damos al otro, si intentamos comprender a nuestros semejantes con generosidad y sin prejuicios, usando la razón, sin negar las pasiones, tal vez tengamos una oportunidad para acabar con nuestra peor parte. Si continuamos igual, en cambio, ya sabemos que final nos espera en esta selva que llamamos vida.

(Apunte cinéfilo: la dedicatoria del poema no es baladí, Jacinto Molina Álvarez es un monstruo del cine español y de reconocido prestigio mundial)


ACTIVIDADES:

  • Lee los otros poemas que aparecen del autor en este blog. ¿Cuál te gusta más? Explica tu elección.
  • ¿Identificas algún rasgo común en los poemas del autor? Señala dichos rasgos.
  • Haz una lista comparativa de lo mejor y lo peor que tiene el hombre.
  • Imagina que la lista anterior es una balanza, ¿hacia dónde se decantaría la balanza? Explica tu posición.
  • Busca al menos 3 expresiones o frases latinas que te parezcan curiosas, ingeniosas, llamativas, etc. 
  • Por curiosidad y por si lo deseas, puedes indicar las reacciones a esta entrada un poco más abajo: divertido / interesante / aburrido. 

  •    También puedes subir un comentario, un blog se alimenta de ellos.

domingo, 18 de septiembre de 2016

FÁBULA DEL TIEMPO

FÁBULA DEL TIEMPO

Seguramente, si lo piensas,
estos años no van a repetirse.
Vivirás su carencia irremediable,
se llenará de sombras tu mirada,
te habitará el vacío, y con el tiempo,
se destruirá tu imagen del espejo.

Y esperarás cansado, te aseguran,
muchas tardes morir en tu ventana,
buscando en tu memoria
ese tiempo feliz, siempre perdido,
esa estación dorada que tuviste
y que debe ser ésta, más o menos.


Datos del autor: LUIS MUÑOZ (Granada  1966), Licenciado en Filología Española y en Filología Románica. En su ciudad natal dirigió la revista de poesía Hélice. 

Su obra poética hasta 2005 está recogida en el volumen Limpiar pescado. Poesía reunida 1991-2005 (Visor, 2005). Ha publicado los libros de poemas Septiembre (Hiperión, 1991), Manzanas amarillas (Hiperión,1995), El apetito (Pre-Textos,1998), Correspondencias (Visor, 2001) y Querido silencio (Tusquets, 2006).
Es profesor en la Universidad de Iowa, Estados Unidos. Vive entre Madrid y Iowa City.

Fuente de los datos: http://www.luismunoz.org

Comentario: Aunque no lo parezca, por el tono reflexivo del poema, estos versos fueron escritos por un joven poeta. La madurez de la primera estrofa demuestra que Luis Muñoz ya sabía cuál es la moraleja de la fábula del tiempo: los años no vuelven, y las sombras y el vacío harán cambiar tanto nuestro rostro, nuestra vida, que incluso corremos el riesgo de no conocer, pasados los años, lo que nos muestra el espejo en el que nos miramos. 
Parecería entonces que el tono reflexivo no puede desprenderse de la melancolía. Y esto, precisamente, es lo que podemos sortear leyendo el poema. ¿Por qué conformarnos con buscar en la memoria esa estación dorada?, ¿por qué no admitir, en cambio, que es ahora cuando la vida muestra su cara más amable? Y es que me temo, que aunque no lo sea (feliz es una palabra imposible de pronunciar, al menos para este triste profesor de filosofía...), aunque la vida nos sacuda de nuevo y este tiempo no tenga nada de vino y rosas, es el único tiempo que tenemos entre manos. Y eso lo hace irrepetible, sí o sí, es ahora nuestro tiempo feliz, como dice Luis Muñoz. La estación dorada es siempre en la que estamos. No deberíamos olvidar nunca esta enseñanza del tiempo. Olvidarlo nos sume ya en las sombras, en el vacío, en el olvido.

ACTIVIDADES. 
  • Visita la página del autor y destaca lo que te parezca más curioso de Luis Muñoz
  • ¿Cómo enunciarías la moraleja de la fábula del tiempo? Intenta hacerlo en dos o tres versos.
  • Busca refranes, tópicos o dichos sobre el tiempo, el paso del tiempo, el futuro, etc.
  • ¿Crees que el tiempo presente siempre es el más feliz? Razona tu respuesta.
  • Por curiosidad y por si lo deseas, puedes indicar las reacciones a esta entrada un poco más abajo: divertido / interesante / aburrido. 
  •    También puedes subir un comentario, un blog se alimenta de ellos.

domingo, 11 de septiembre de 2016

UNA TÍMIDA PROPUESTA DE CAMBIO

UNA TÍMIDA PROPUESTA DE CAMBIO


Cambio la inútil voluntad del pez volador por la audacia del
felino ciego.
Las alas de los ángeles, por los brazos perdidos de un Apolo.
Una gala de Pavarotti, por la chimenea de un viejo                                                                               trasatlántico en/
la soledad del mar.
El grito, por el cable del trapecista.
El vértigo, por la écuyère del Circo Price.
El humo, por el vuelo.
La bañera, por las catarata del Niágara.
Lo posible, por lo imposible.
La realidad, por la ebullición imaginativa.
Suplicaría el temblor de la lluvia en los cristales,
la utilidad de la lágrima,
el otoño en las playas,
y el poder de la melancolía.




DATOS DEL POETA: Rafael Pérez Estrada (Málaga, 1934-2000). Poeta, narrador, novelista, autor teatral, dibujante... Entre sus más de 40 títulos, destacamos algunos: Valle de los galanes, Obeliscos, Fetario de homínidos, Libro de Horas, El grito, El levitador y su vértigo, Bajo el cielo indeciso. En la antología que le dedicó en su último número la Revista Litoral, se señala que el poeta es "el señor de la imaginación, transgresor, refractario a clasificaciones, artista poliédrico". 
Para saber más, visita http://www.fundacionrafaelperezestrada.com/


COMENTARIO: Los lectores de Rafael Pérez Estrada saben que este poeta es un mago, un hacedor de mundos, un demiurgo... En este poema suyo podemos acercarnos a su poesía con cierta precisión (probablemente también a su modo de entender la vida). Rafael Pérez Estrada nos invita a realizar los cambios oportunos para hacer de nuestra vida una existencia más atractiva (es mejor la audacia que una voluntad inútil que no lleva a ningún sitio), más valiente (el grito, por el cable del trapecista), más apasionante (aunque estar con una amazonas, ya de por sí puede producir cierto vértigo), más auténtica (lo posible, por lo imposible). ¿Quién no aceptaría el cambio?, ¿quién se conformaría con una bañera pudiendo bañarse en las cataratas del Niágara? Posiblemente, las propuestas del poeta no son nada tímidas e incluso para muchos pueden parecer hasta inviables. Y es que la realidad es tozuda, pero eso no nos impide, en ningún caso, apostar por la ebullición, por el entusiasmo y la pasión con la que debemos afrontar los cambios en nuestra vida, de mano de la imaginación, de la literae o de la creatividad.
Leer a Rafael López Estrada tiene la peculiaridad de fomentar esos cambios que nos acercan a la autenticidad, aunque tal vez, baste con mirar de otro modo, más poéticamente quizá, la belleza que nos rodea (el temblor de la lluvia en los cristales, el otoño en las playas). En cualquier caso, aceptemos esta (nada) tímida propuesta de cambio..., la vida nos resultará más completa.

ACTIVIDADES:
  • Busca en la red dibujos y pinturas de Rafael Pérez Estrada, ¿qué te parecen su estilo, su modo de pintar?
  • Completa el poema con otros cambios posibles, siguiendo el tono marcado por el poeta, es decir, hacer nuestra vida más audaz, valiente, auténtica, etc.
  • ¿Cuál puede ser la utilidad de la lágrima? ¿y el poder de la melancolía?
  • La imagen de la lluvia en los cristales es una imagen muy utilizada en la literatura, por ejemplo, todos recordamos el poema de Machado al respecto. Te proponemos conocer otro famoso texto de Cortázar al respecto: APLASTAMIENTO DE LAS GOTAS (pincha aquí). Puedes asimismo hacer las actividades que aparecen en el blog al que remitimos.
  • Por curiosidad y por si lo deseas, puedes indicar las reacciones a esta entrada un poco más abajo: divertido / interesante / aburrido.    

  • También puedes subir un comentario a esta entrada, un blog se alimenta de ellos. 

domingo, 4 de septiembre de 2016

Vuelve el poema de la semana. Curso 2016/2017

Los buenos libros y los malos.

Los sueños despiertos,
también los dormidos.

Las noches que nos dejamos sorprender,
las tardes contigo
los amaneceres rápidos,
las distancias absurdas.

Las esperanzas, los fracasos,
los propósitos, los llantos.
Los exámenes, los postres,
las estaciones, los recreos.
Los amores, los cuerpos,
las penas, las ilusiones.

Las películas,
los orgasmos,
todas las canciones
que hablan de todos nosotros.

Las cervezas,
las ganas,
las hojas de la libreta
y las tentadoras tintas de los bolis.

Los verbos que fuimos,
los adjetivos que pudimos ser.

Todo.
Siempre.
Acaba.  

DATOS DE LA POETA. Marta Martínez Carro (1985), además de poeta, es periodista (su tesis de doctorado trata de fotoperiodismo y ética) y dirige el proyecto editorial http://www.contraescritura.com/. Muertes inéditas (septiembre, 2014) es el poemario del que está escogido el poema de esta semana (se publicó por un crowfunding).

COMENTARIO. Sirva ese poema de Marta Martínez como comienzo del curso. Y sirva aunque enumere nostalgias, como recuerdos de lo vivido. Porque es verdad que ya estamos en septiembre, mes de comienzos. Sin embargo, para comenzar debemos recapitular lo pasado, hacer balance de lo que merece la pena mantener (los buenos libros, los sueños despiertos, las esperanzas, los propósitos, las tardes contigo) y lo que ya es innecesario y pesado para seguir caminando (los malos libros, los fracasos, los llantos, las penas, los exámenes). Cada uno de nosotros debe plantear en el nuevo curso sus objetivos. Yo por mi parte, seguiré con este blog un año más. Pero ahora desde otra ciudad, en otro centro, con compañeros distintos, con otros retos y otras posibilidades: los cambios son naturales, nada permanece porque se oxida o se vicia con el paso de los días. Sin embargo, como señala Martínez, no debemos olvidar los verbos que fuimos (los adjetivos que pudimos ser os lo dejo a vosotros que me habéis conocido como profesor, como compañero, como amigo, como persona) porque sospecho que de ellos se nutre el presente inmediato y lo que está por venir.

En fin, todo acaba. Pero resulta más elegante e inteligente colocar un punto y aparte en el que detenerse para comprender la medida de lo vivido (no es lo mismo escribir/decir: todo siempre acaba, que ponerlo como se hace en el poema). Yo creo haberlo dado todo. Y sé que mucho de lo que me ha pasado, muchas de las experiencias que hemos tenido, permanecerán en mí para siempre, porque reconozco que lo que acaba no deja de ser otro comienzo: arriesgado, pero ilusionante; imprevisible, pero deseado.
 
Un saludo a todos los que leéis este blog, gracias por la atención y comenzamos.

ACTIVIDADES:

  • Visita la editorial que dirige Marta Martínez, ¿qué aspectos destacarías de este proyecto?
  • En esta editorial tienen una especie de lema muy llamativo: De donde yo vengo el raro eres tú. ¿Qué quiere decir bajo tu punto de vista dicha expresión? Inventa a partir del mismo un microrrelato.
  • Como se advierte en los datos, su poemario se publicó a través del crowfunding. Infórmate de cómo funciona esta nueva forma de trabajar. ¿Qué tipo de proyecto propondrías para llevar a cabo una campaña de crowfunding? Diséñala.
  •  ¿Qué verbos pueden definir tu personalidad desde el punto de vista del pasado?
  • ¿Qué diferencia puedes establecer entre estas dos formulaciones: "todo siempre acaba" y "Todo. Siempre. Acaba"? 
  • Por curiosidad y por si lo deseas, puedes indicar las reacciones a esta entrada un poco más abajo: divertido / interesante / aburrido.    
  • También puedes subir un comentario a esta entrada, un blog se alimenta de ellos.